Cuando llegues a la tierra

Por: Familia Delgadillo Zapata

 “Cuando llegues a la tierra que HaShem tu Elohim te entrega en herencia, después de que tomes posesión y te establezcas en ella…” [Deuteronomio 26:1]

La Parashat Ki Tavo כִּי-תָבוֹא está comprendida entre los versículos Deuteronomio 26:1-29:8, y significa: “Cuando salgas”. Aquí encontramos las siguientes instrucciones:

  • Bikurim (Ofrendas de los primeros frutos): Tomarás de las primicias de todo lo que produzca la tierra que el Señor tu Dios te da, y las pondrás en una canasta. Luego irás al lugar donde el Señor tu Dios haya decidido habitar, y le dirás al sacerdote que esté oficiando: “Hoy declaro, ante el Señor tu Dios, que he entrado en la tierra que él nos dio, tal como se lo juró a nuestros antepasados” [Deuteronomio 26:2-3].
  • La declaración para los diezmos: Mira desde el cielo, desde el santo lugar donde resides y, tal como se lo juraste a nuestros antepasados, bendice a tu pueblo Israel y a la tierra que nos has dado, tierra donde abundan la leche y la miel” [Deuteronomio 26:15].
  • Los mandamientos son inscritos en doce piedras: “y escribirás sobre ellas todas las palabras de esta ley. Esto lo harás después de cruzar el Jordán y de entrar en la tierra que el Señor tu Dios te da, tierra donde abundan la leche y la miel, tal como el Señor tu Dios se lo prometió a tus antepasados” [Deuteronomio 27:3].
  • Maldiciones y bendiciones por las acciones del pueblo: “Maldito sea quien no practique fielmente las palabras de esta ley”. Y todo el pueblo dirá: “¡Amén!” [Deuteronomio 27:26].
  • Recompensa por la obediencia: “Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tú Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre” [Deuteronomio 28: 1-2].
  • Consecuencias de la desobediencia: “Pero debes saber que, si no obedeces al Señor tu Dios ni cumples fielmente todos sus mandamientos y preceptos que hoy te ordeno, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas maldiciones: … ” [Deuteronomio 28:15].
  • Último encargo de Moshé (Moisés): “Ahora, cumplan con cuidado las condiciones de este pacto para que prosperen en todo lo que hagan” [Deuteronomio 29:9].

Si tuviéramos que definir esta parashá, casi que podríamos resumirla con tan solo leer el primer versículo: “Cuando llegues a la tierra que HaShem tu Elohim te entrega en herencia, después de que tomes posesión y te establezcas en ella…” [Deuteronomio 26:1]. 

Aquí podemos ver como El Señor nos regala las instrucciones necesarias para establecernos en la tierra prometida. Está escrito: Cuando llegues a la tierra que HaShem tu Elohim te entrega en herencia. En esta primera parte del versículo Moshé nos regala una advertencia, recordándonos por quién y para quién, hemos llegado a la tierra prometida, respecto a esto el Midrash nos enseña que: “Al cumplir con la mitzva de bikurim, llevando los primeros frutos al Beit Hamikdash, confirmamos nuestra creencia que la Tierra y su producción pertenecen a Di-s, Quien es nuestro Amo. Expresamos gratitud por la abundancia que disfrutamos y demostramos que se nos otorgó la vida por Su providencia y preocupación por nosotros” [El midrash dice, Parashá Ki Tavo]. Así es como se nos advierte de no olvidar de donde proviene la abundancia de la tierra, quien le da vida y a quien pertenece, así somos guardados de caer en arrogancia, ingratitud y El Eterno nos guarde y tenga misericordia de nosotros llegar a ser expulsados de ella.

En la segunda parte del versículo está escrito: “después de que tomes posesión y te establezcas en ella…” aquí Moshé nos reitera que tendremos que tomar posesión de la tierra y ahí sí podremos establecernos, recordándonos así, que será por méritos y en batalla que alcanzaremos a poseer la tierra. Una vez que seamos merecedores de poseerla ¡¡Deberemos asumir nuestra responsabilidad con coraje, valentía y determinación si queremos permanecer en ella!! Y así se cumplirá lo que está escrito: “Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tú Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre: … ” [Deuteronomio 28:1-2].

Por eso querido lector te invitamos a que leas cuidadosamente las instrucciones de amor que nuestro creador nos dejó en esta parashá para así tomar posesión de la tierra y establecernos en ella. Pues está escrito: “Ahora, cumplan con cuidado las condiciones de este pacto para que prosperen en todo lo que hagan” [Deuteronomio 29:9].

¡¡Shavua tov!!

Amén y amén

REFERENCIAS:

*Tora Emet, Editorial El Sigal

*El Midrash dice, Editorial Benei Sholem

*Biblia Nueva Version Internacional

***


YOV-032 Article_Images(jp)1.1

Anthony Delgadillo y Paola Zapata, somos esposos e ingenieros electrónicos de profesión. Llegamos a la congregación en Mayo de 2014 y nos sentimos muy agradecidos con nuestro Abba por habernos traído a ser parte de esta hermosa y bendecida comunidad.

Anuncios

Quiz Parashat Ki Tavo

Por: Moshe Hernández

Parashat Ki Tavo, Prueba tus conocimientos sobre la parashá en el siguiente quiz:

Inicia Aquí

***


WhatsApp Image 2018-05-28 at 13.44.01.jpeg

Psicólogo de la Konrad Lorenz Fundación Universitaria. Gabai de la Comunidad Mesiánica Yovel, maestro del ministerio Yeladim, miembro del ministerio de Danzas. Apasionado por el hebreo y otros idiomas.

Renovación Shavua Tov 5780

Por Equipo Editorial Shavua Tov

Te enviamos un saludo especial desde el Equipo Editorial del Boletín Shavua Tov. Ya casi llegamos al boletín número 300, ya son más de cuatro años llegando a cada uno de ustedes y para este 5780, que pronto llega, queremos renovarnos y ser cada vez mejores para todos nuestros suscriptores. Se vienen muchos cambios y queremos que tú también puedas participar de ellos. Por eso, te invitamos a llenar el siguiente formulario. Con tus respuestas nos ayudarás a dirigir esta renovación que buscamos en este nuevo ciclo.

Gracias por todo

Llena el formulario AQUÍ

Motivos de oración 14 al 21 sep

Aun en la vejez, cuando ya peinen canas, yo seré el mismo, yo los sostendré. Yo los hice, y cuidaré de ustedes; los sostendré y los libraré [Isaías – 46: 4].

Acompáñanos a orar esta semana por los siguientes motivos:

  • Por la reunión semanal de oración en la presidencia de la república.
  • Por el proyecto Kesher (conexión) para el voluntariado en Israel y USA.
  • Por la unidad de los mesiánicos en Colombia. Por la Comunidad Mesiánica Yovel en:
    Tamarac, Fl. (8057 W. McNab Rd. Tamarac, FL 33321 – USA) y Neiva (Calle 21 # 27-46, Barrio el Jardín) también
  • Por el proyecto de comunidad en Honda (Carrera 16 # 7 – 48 Barrio Bogotá).
  • Oración por salud de los comunitarios y familiares de comunitarios: Lourdes en España, Carolina Pérez, Jorge Duplat, Christian Marín y Jaime Beltrán. Y por las mamitas embarazadas (Natalia Sánchez Molina, Laura Beltrán, Rocío Delvalle, Alejandra Hernández y Patricia Caro) y por los niños de la comunidad.

PREPARÁNDONOS PARA YOM KIPPUR

Por Martha Tarazona

El mes de Elul, se considera “Jodesh harajamim” (mes de la misericordia), el
cual es un periodo de gracia para el hombre.

La parashat Ki Tetzé (cuando salgas), habla acerca de la importancia de hacer “votos”: “Cuando haces voto a HaShem tu Di-s, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará HaShem tú Di-s de ti, y sería pecado en ti. Mas cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado” [Deut.23:21-22].

De este versículo, se puede extractar que en el momento de hacer un voto a HaShem, tenemos un compromiso o una deuda que es mejor pagarla pronto o de lo contrario va a estar ahí como una obligación por pagar. Un ejemplo de la vida práctica podría ser; cuando una persona adquiere una deuda y no la paga; queda reportada en DataCrédito. Puede pasar mucho tiempo; meses o años, y si no necesita un documento de paz y salvo, puede seguir sin pagar. Pero, en el momento que requiera éste paz y salvo para un nuevo empleo, estudio y/o crédito, debe pagar sus obligaciones con los intereses causados. Es decir, tarde que temprano debe pagar. El versículo anterior, es explícito; que si se hace un voto se pague pronto, o mejor no lo haga si no lo va a cumplir.

¿A qué votos se refiere?
De acuerdo al Strong [1] la palabra “voto” es la #5087 נָדַר nadár que significa: promesa (hacer o dar algo a Di-s), pagar, prometer, voto. Es también, un juramento voluntario para cumplir un acuerdo. Los votos pueden ser:

– Por consagración de una vida, como el caso del voto de los nazareos “Todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará navaja sobre su cabeza; hasta que sean cumplidos los días de su apartamiento a HaShem, será santo; dejará crecer su cabello” [Dt.6:5].

– Por la vida de un niño, como el caso de Ana, que pedía al Eterno un milagro para poder tener un hijo: “E hizo voto, diciendo: Adonai de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Adonai todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza” [1 Sm.1:11].

– Por provisión “Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Di-s; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti” [Gn. 28:22]. Los votos deben ser voluntarios, deben pronunciarse: “Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a HaShem tu Di-s, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca” [Dt. 23:23].

En situaciones de necesidad, de súplica al eterno, podemos ir muy rápido con nuestras palabras, y adquirimos compromisos con lo que sale de nuestros labios, y queda la deuda y mejor no tardar en pagarla [Dt. 23:21-22]. Los votos que hemos hecho en momentos de dificultad, llevados por la situación, por el desconocimiento, por la inmadurez, por las emociones, entre otros, y no podemos cumplir con este pago: ¿Qué debemos hacer, si la deuda está?

Debemos pedir misericordia a HaShem por la anulación de estos votos no cumplidos. Y precisamente este mes de Elul, se considera “Jodesh harajamim” (mes de la misericordia), el cual es un periodo de gracia para el hombre, que mediante el arrepentimiento de sus pecados, conquista el perdón que Di-s le otorgará en Yom Kippur. Elul, es un mes de meditación, recogimiento, es un despertar de la conciencia ante la proximidad del juicio de Di-s, por ello, se toca el shofar todos los días [2].

El 1° de Elul, volvió a subir Moisés al monte de Sinaí para recibir las segundas tablas de la ley, y allí permaneció 40 días, al cabo de los cuáles regresó con las nuevas tablas y con el perdón de Di-s por el pecado del becerro de oro [Dt. 10:1-10]. Estos 40 días habrían sido para los israelitas un tiempo de examen para sus conciencias y arrepentimiento de sus pecados, llegando a privarse de todo alimento en el último día en el que celebraron Yom Kippur (el día del perdón) [2].

¿Cómo podríamos prepararnos para Yom Kippur?
En éstos 40 días desde el primero de Elul, se toca el shofar, es un tiempo de introspección, purificación, y no solo es el perdón divino, sino también el perdón humano, que exige el desprendimiento de la vanidad y contribuye a la elevación moral. En este tiempo, el pueblo de Israel (de origen sefardí) hace las plegarias de Selijot “perdón” desde el segundo día de Elul hasta la noche anterior a Yom Kippur [2]. Las Selijot se componen de poemas y salmos dirigidos al creador del universo para pedir su clemencia. Entre estos salmos relacionados con el perdón, se encuentran el salmo 17, 27, 32, 51, 130 y 145.

El día de Yom Kippur se inicia con la plegaria de Kol Nidré, la cual es una declaración que establece la nulidad de todos los votos. Es decir, que si aprovechamos estos 40 días para buscar al Eterno y a las personas con las cuáles debemos sanar cualquier deuda, si estamos en la cita de la festividad de Yom Kippur y participamos de las plegaria y pedimos al Eterno absolución no solo de los votos no cumplidos, sino de cualquier falta cometida, podemos clamar al Eterno que nos escriba en el libro de la vida, de la redención y la salvación y seamos inscritos para un año bueno (Leshaná Tová ticatevu).

REFERENCIAS
[1] Strong, James (2003). Concordancia Strong exhaustiva de la biblia. Editorial
caribe.
[2] Schlesinger, E.C. Tradiciones y costumbres judías. Editorial Israel. Séptima
edición 1970. Págs. 231, 243.

***


IMG_3108[1]

Miembro de la comunidad Yovel, Dra. Ingeniería de Alimentos. “Nada tenemos que no hayamos recibido” [1 Cor. 4:7]