DE LA CREACIÓN Y LA ENTROPÍA

Por Daniel Ruyardi Restrepo

Siempre hemos escuchado hablar por parte de la Biblia decir que Di-s es un Di-s de orden, que tuvo un orden al crear el Universo, que tiene un orden en sus mandamientos, que tiene un orden en su servicio en el templo, etc. Sin embargo, muy pocos sabemos definir qué es el orden y qué es el desorden, tanto así que, lo que para unas personas se define como orden, para otras eso mismo es desorden. Pero, acaso ¿por qué Dios no creó simplemente las cosas en orden y ya? ¿en vez de tener que poner orden en su creación? ¿acaso el desorden es necesario?

En el universo existe una propiedad de la física que se llama entropía. Esta propiedad algunos lo definen como la cantidad de desorden en el universo: “Mientras haya un orden, también tiene que haber en el mismo sistema desorden”. Otros lo definen como la cantidad de microestados que puede haber en un sistema macroscópico. Aunque esto puede sonar muy confuso, utilicemos un ejemplo para aclararlo. Imaginémonos un tarro con bolitas iguales de dos colores diferentes, y que las revolvemos ¿cuál es la probabilidad de que las bolitas de un color queden arriba y otras abajo? Es muy baja si comparamos las posibilidades de que las bolitas queden en diferentes posiciones. También podemos mirarlo desde una manera más práctica, imaginemos que estamos en un cuarto cerrado donde hay aire y que todos los átomos de oxígeno se decidieran ordenar de tal manera que se acumulan en un lado del cuarto. Si esto sucede, simplemente moriríamos, porque no habría nada de oxígeno en el aire que respiramos en nuestro lado del cuarto.  Esto sólo señala que el desorden no es más que una de las muchas formas de orden que puede existir.

Junto con la entropía vienen otros conceptos como el gasto energético, es decir, cuánta energía tuvo que gastar el sistema para poder estar de esa manera (en orden). Un análisis de este tipo nos muestra que, el orden es un gasto energético muy alto por lo que nosotros no deberíamos existir, si no es porque el Altísimo así lo quiso. Dice la biblia que el Espíritu de Elohim rondaba por una tierra desordenada y vacía [Gn. 1:2]. Si por un momento pensamos que la tierra somos cada uno de nosotros, entendemos que Di-s nos usa para exaltar su gran nombre en la tierra y que todo el mundo lo reconozca. Tenemos ese deber de compartir la luz del Mesías en medio de las tinieblas y comenzar a impartir orden en la tierra, somos parte de un gran plan donde esa luz que es el Mesías dará vida a toda la humanidad.

Di-s pudo haber hecho todo en orden pero, ¿cómo exaltaría la tierra su grandeza si todo ya fuese perfecto? El hecho de que vivamos ya es un milagro. Así como la creación de la tierra es un proceso de ordenamiento que comenzó con la luz y terminó dando vida eterna, así Di-s quiere comenzar en nuestras vidas, perfeccionándonos día a día hasta que dentro de nosotros emane la vida eterna que Yeshúa nos dio. Entonces, sí es necesario que haya desorden, ya que con él Dios se magnífica en nuestras vidas, en la tierra y en el universo, así nos lleva en un proceso de perfeccionamiento.

Referencias

[1] P.W. Atkins, J. De Paula, PHYSICAL CHEMISTRY, 8th Edition, O.U.P., 2006.

[2] Cruz, D., Chamizo, J. A. y Garritz, A., Estructura atómica. Un enfoque químico, Pearson Educación, México, 2002.

***

Ruyardi es miembro de la comunidad Yovel, siervo en la Alabanza y estudiante de Química de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá.

Anuncios

Anuncios comunitarios: oct 6 – 13

Nuestras Reuniones de Shabat

  • Shajarit, 8:00 – 9:00 a.m.                                                                                                       Salón Yovel
  • Parashá, 9:30 a.m. – 12:30 p.m.
    Salón Yovel
  • La Mesa Tendida, 2:15 – 3:15 p.m.
    Salón Sukot
  • Vedibarta Bam, 2:30 – 3:30 p.m.
    Salón Yovel
  • Danzas Junior – 2:30 – 3:30 p.m.                                                                                         Salón Verde
  • Benei Mitzva, 3:35 – 4:35 p.m.                                                                                               Salón Purim
  • Nuevos Miembros, 3:35 – 4:35 p.m.
    Salón Verde
  • Havdaláh, 5:00 – 7:30 p.m.
    Salón Yovel

Nuestras Reuniones de Esta Semana

  • Miércoles:
    – REUNIÓN DE INTERCESIÓN – 9:30 AM – 12:00 PM
    – DISCIPULADO DE HOMBRES – 6:30 PM – 8:30 PM

Anuncios Importantes

  • Seminario de jóvenes sobre emprendimiento – 28 de octubre

    Costo: Jóvenes comunitarios hasta los 21 años $30.000, comunitarios: $40.000. Incluye: almuerzo, refrigerios y material.

  • Martes 9 de octubre a las 6:30 p.m. reunión congregacional de Rosh Jodesh Jeshvan (inicio del 8º mes).

 

Yom Huledet Sameaj: oct 6 – 13

Feliz cumpleaños esta semana Para:

Catalina Garzón – 06 de oct
Daniel Felipe Sepúlveda – 06 de oct
Jeanet Acosta – 06 de oct
Marina Medellín – 06 de oct
María José Gutiérrez – 08 de oct
Gabriela Medina Cardona – 10  de oct

Feliz Aniversario Esta Semana Para:

German Valbuena y Elizabeth Castillo – 9 oct

 

LA INSPIRACIÓN DEL ARCOIRIS

Por Martha Tarazona

“¿Te has preguntado de dónde viene la inspiración y el enigma del arcoíris?”

De acuerdo al strong arco iris es la palabra # 7198 qesheth ( קָ֫שֶׁת), que significa arco, flecheros, para el rodaje, el iris [1]. Según la guematría bíblica equivale a # 800 que significa: ojos abiertos, comprobar usted mismo, sinagoga, salvado. Pero también significa; símbolo del caos, apocalipsis fin.

En 1665, Isaac Newton, analizó por primera vez los detalles técnicos de la formación del arco iris. Su brillante trabajo de óptica referente a la refracción y reflexión de la luz; dividiendo este espectro en siete colores: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul,  añil y violeta. Para que se forme un arcoíris se necesitas dos cosas: Luz (proviene del sol) y agua (nube). Un arco iris ocurre cuando las gotas de lluvia y los rayos del sol se atraviesan. Cuando la luz del sol penetra las gotas de agua, se refleja en las superficies interiores. Mientras pasa a través de las gotas, la luz se separa en sus colores que la componen, lo que produce un efecto muy similar al de un prisma. Y por un instante, cada gota de lluvia destella sus colores al observador, antes que otra gota de lluvia tome su lugar [2].

La luz que llega del sol es una mezcla de los colores que integran el espectro electromagnético, en este espectro lo que es visible al ojo humano es solo una ínfima parte de la totalidad que este abarca. El ojo puede ver solo longitudes de onda entre 390 y 750 nanómetros (nm). Los colores del arcoíris en el espectro visible incluye los colores que pueden ser producidos por la luz visible de una sola longitud de onda (violeta, azul, celeste, verde, amarillo, naranja y rojo).

Espectro electromagnético

Fuente: http://www.glosariografico.com/espectro_electromagnetico

De esto, podemos sacar una primera enseñanza: El eterno nos permite ver solo una parte de su grandeza y soberanía en la naturaleza. Sin embargo algunos animales pueden ver en longitudes de onda superiores al ojo humano, como es el caso de serpientes e insectos que pueden ver radiaciones infrarrojas (780 nm a 1400nm) y ultravioleta (380 a 200 nm). La ciencia utiliza equipos para poder ver lo que lo que es invisible para el ojo humano y poder así determinar compuestos específicos, defectos de calidad, imágenes médicas, por ejemplo, dentro del espectro están los rayos  X (10 a 0,01 nanómetros) utilizados para toma de radiografías, los rayos gamma (100 picómetros, 100 x1012 metros) utilizados en radioterapia para ubicar  e irradiar pequeños blancos dentro de la cabeza y del cerebro con alta precisión.

El arcoíris está compuesto por 7 colores,  número con un significado de perfección y plenitud; 7 días tiene la semana, el séptimo día es shabbat.

La inspiración y el enigma del arcoíris viene del todopoderoso, desde génesis: Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne [Gén. 9:13-15, RVR 60].

El arco iris representa la señal de la alianza establecida por Di-s con Noaj para la salvación de la humanidad. Los cabalistas consideran que la gama de colores correspondientes al espectro solar, refleja la matizada variedad de los atributos divinos [3].

Podemos extraer las siguientes enseñanzas:

  1. Para que se forme un arcoíris se necesitas dos cosas: Luz (proviene del sol) y agua (nube): El sol es creado por Di-s, hecho para dominar [Gn. 1:16], representa la esfera de la acción de la tierra, la ley de Di-s y la gloria futura, se da para la luz [Jer. 31:35] y la luz es Yeshúa nuestro salvador. La nube representa el uso milagroso de guiar y defender a Israel, manifestación de la presencia y gloria divina, así como pecados y testigos. Cuando vemos el arcoíris, podemos ver solo un halo, pero realmente lo que se forma es una circunferencia, en la cual el mismo creador nos muestra su soberanía sobre toda la tierra que es redonda como está escrito en Isaías: Él está sentado sobre el círculo de la tierra [Is. 40:22].
  1. El eterno nos permite ver solo una parte de su grandeza y soberanía en la naturaleza. Si en el espectro electromagnético que se forma, es tan poco lo que podemos ver, cómo será lo que no podemos ver? Si el eterno abriera nuestros ojos espirituales podríamos ver un mundo espiritual que es real, y que no alcanzamos a percibir. Sea el eterno aumentando nuestra fe, para poder ver cosas que ojo no vio ni oído escuchó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman [1 Cor. 2:9].
  1. El arcoíris está compuesto por 7 colores. Y el séptimo día Di-s descansó [Gén. 2:2]. El arcoíris es un pacto entre Di-s y los hombres, es su cobertura perfecta y podemos descansar confiadamente en ÉL, porque este Di-s es Di-s nuestro eternamente y para siempre; Él nos guiará aún más allá de la muerte [Sal. 48:14].

 

REFERENCIAS

[1] Strong, James (2003). Concordancia Strong exhaustiva de la biblia. Editorial caribe.

[2]. Donald DeYoung. Cómo se forman los arcoiris. Disponible en: https://christiananswers.net/spanish/q-eden/ednks006s.html

[3] Munk, E. (2001). La voz de la torah. Comentario del Pentateuco. Segunda edición. Págs. 1876.

***

IMG_3108[1]

Miembro de la comunidad Yovel, Dra. Ingeniería de Alimentos. “Nada tenemos que no hayamos recibido” [1 Cor. 4:7].

 

Ellos callan lo que ellas dicen

Por Natalia Lara

“Porque cuando Di-s creo la mujer no solo quiso que fuera diferente al varón, sino que se encargó de que fuera su parte contraria”

Cuando Di-s creó a la mujer, él tenía en mente que toda ella sería diferente del varón. Incluso más allá de diferente, el Eterno la definió como su ezer kenegdo [Gn 2:20], es decir עֵ֫זֶר (ezer, Strong H5828) que traduce ayuda y נֶ֫גֶד  (neged Strong H5048) significa contraria: literalmente no somos solo diferentes ¡sino que somos opuestos!

Y es que las diferencias entre hombres y mujeres van mucho más allá de lo evidente: los rasgos faciales, el tono de voz y la distribución de la grasa y los músculos. Ya desde la concepción existe un pequeño detalle al nivel más íntimo de la célula, el material genético divide nuestra especie en un grupo XY -de donde saldrán los hombres- y un grupo XX -de aquí vendrán las mujeres; esto porque el cromosoma que nos hace diferentes es el Y, el cual contiene el gen SRY que será el responsable de que se produzca la proteína SRY que va a impedir la formación de ovarios – exclusivos de las mujeres – y va a estimular la producción de testículos, lo cual será determinante en el sexo de los órganos reproductivos y por tanto definirá si el individuo es macho o hembra.

Esas diferencias que inician en los órganos sexuales se extienden a través del cuerpo, con patrones diferenciales de alimentación (mayor cantidad y requerimientos para los hombres), cambios en la distribución y acumulación de la grasa corporal y una pelvis más ancha para ellas y un fémur más largo para ellos. Incluso a nivel de los procesos de salud y enfermedad, existe una percepción mayor del dolor en los varones, pero es más frecuente el dolor en las mujeres, hay diferencias en el comportamiento de los medicamentos en el cuerpo, mayor cantidad de accidentes cerebro vasculares en mujeres y de ataques cardíacos en hombres y una mayor longevidad y menor mortalidad en las mujeres.

Y este proceso va aún más allá a nivel cerebral, en donde – por lo menos biológicamente hablando – se asientan las emociones y los pensamientos. Existe evidencia de un mayor tamaño cerebral y cantidad de neuronas en hombres, pero mayor cantidad de interconexiones en mujeres las cuales funcionan más rápido (Afifi, 2006). Asimetría entre el hemisferio derecho e izquierdo en hombres pero no en mujeres, lo que permite un proceso paso a paso en ellos versus un pensamiento multinivel en ellas (Gil-Verona J y cols, 2003). Mejores procesos viso-espaciales en hombres (Gil-Verona J y cols, 2003). También hay una mayor cantidad de neuronas en espejo en las mujeres, por lo que ellas reconocen mejor el lenguaje corporal negativo o neutro, mientras que los hombres reconocen mejor el lenguaje alegre o positivo (Christov-Moore L, 2014). De tal modo que pareciese predominar en el cerebro femenino el lado empatizante y afectuoso, mientras que el cerebro masculino es más sistematizante, menos emocional y más cognitivo. (Christov-Moore L, 2014).

Los hombres concentran información, las mujeres la comparten. Ellos se fijan más en el objetivos, en la meta; mientras ellas identifican fácilmente las relaciones entre los diferentes elementos del sistema. Mientras los caballeros identifican fácilmente el blanco que las mujeres (por eso son mejores conduciendo), las damas logran ver los puntos laterales que podrían ser ciegos para ellos.

Y no se trata de una guerra de sexos. Ni de decir que ellos son de Marte y ellas de Venus. Solo se trata de reconocer las maravillosas diferencias que hizo el creador cuando decidió: “Hombre y mujer los creó” [Gn 1:27] ¿El porqué de estas diferencias? La palabra nos enseña que “Di-s le da el cuerpo que quiso darle, y a cada clase de semilla le da un cuerpo propio” [1 Co 15:38]. Y una de las razones de estas diferencias tiene que ver con los propósitos a los cuales están llamados hombres y mujeres, pues cada uno tiene tareas y retos diferentes.

La mejor muestra de ellos es el lenguaje, biológicamente se ha demostrado que existen mejores procesos comunicativos en mujeres, pero procesos más especializados en hombres (Parra-Gamez L, 2009). De hecho, la palabra אדם (Adam, Strong H120) que se usa para describir la creación del hombre está emparentada con אדמה (Adamá, Strong 127) que significa tierra, la cual se relaciona con el silencio; mientras que חַוָּה (Java, Strong 2332) como se llamó la primera mujer [Gn 3:20] se relaciona con el verbo חָוָה (Javah) que significa declarar. En parte por eso, uno de los retos de los hombres es aprender a hablar mientras que el desafío para las mujeres es aprender a callar.

El hombre es dador mientras la mujer es receptora, tal como esta escrito “Y Adam conoció a su esposa” [Gn 4:1], fue él quien tomo el rol activo y no ella. Y no solo porque sea el hombre quien da la semilla y la mujer sea quien la incuba; sino porque en general los hombres son generadores de ideas, mientras que las mujeres funcionan más como incubadoras de esas ideas. Es por eso que la parnasa (provisión) fue una tarea asignada por el Eterno al varón [Gn 3:19] y es el trabajo el que lo dignifica, mientras que a la mujer se le asigno la tarea de parir los hijos [Gn 3:16] y ella se redime cuando es madre [1 Tim 2:15].

El reto para el hombre no solo se trata de llevar provisión a casa, sino que está llamado a ser sacerdote de su casa, y como tal tiene las mismas responsabilidades que tenían los cohanim mientras existió el tabernáculo y luego el templo: buscar la revelación de la voluntad divina [Dt 33:8], encargarse de la enseñanza de la torá [Dt 33:9-10], impartir justicia [Dt 21:1-9; Núm 5:11-13], llevar sacrificios y ofrendas [Lv 1-7, Dt 33:10], distinguir entre lo puro y lo impuro [Lv 13-14], custodiar el santuario [Nm 8:26, 2 Re 23:9] y ser los encargados de impartir bendición [Nm 6:22-27].

Y para la mujer el reto va más allá de solo “criar hijos”, ella debe serle a su esposo fuente de valor [Pv 31:10, 23], de confianza [Pv 31:11, 21] y de bien [Pv 31:12]. Las mujeres de las que habla la palabra del Eterno, tanto en el Tanaj como en la Brit hadasha (pacto renovado) no son princesas de cuentos de hadas, sino son mujeres esforzadas no solo en los quehaceres de su casa [Pv 31:15], sino que – sin perder su familia como prioridad – estudian torá [Pv 31:17, 26], trabajan [Pv 31: 13, 16-19, 24] e incluso hacen obra social [Pv 31: 12]. De hecho, la palabra que las describe en proverbios y que cada semana el esposo le recita a su esposa en la apertura de Shabat [Pv 31:10] es חָ֫יִל (Jayil, Strong 2428) que significa ejército, riquezas, valientes, fuerza, virtud y es la misma que se usa para describir a los valientes de entre el pueblo en el Tanaj.

Más maravilloso es que con todas esas diferencias, el Eterno haya tomado una genial decisión: “El hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne” [Gn 2:24] ¿Por qué habla de ser una sola carne? ¿No era suficiente ser un solo espíritu o una sola alma? Es porque en la carne están las necesidades físicas básicas (comer, dormir, reproducirse) pero también están las necesidades más complejas: reconocimiento, significancia, respeto, aprecio, comprensión, seguridad, etc.  Y es ahí cuando podemos morir a nuestras necesidades para darle al otro lo que necesita, es decir dejar de dormir para que el otro duerma, dejar de comer para que el otro coma; pero también dejar de pedir el ser reconocidos, respetados y apreciados para concentrarnos en que el otro sea reconocido, respetado y apreciado, es allí cuando realmente somos una carne y que podremos llegar a ese grado de unidad que pedía Yeshúa: “Yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno:  yo en ellos y tú en mí. Permite que alcancen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí” [Jn 17:22-23]. Porque la unidad en casa y en nuestra familia, es el primer testimonio que estamos obligados a dar como creyentes.

¡Shavua tov!

Referencias

  1. Jaim Kramer, Abraham Sutton, Rebe NajmánBeilinson de Breslov. Anatomía del alma.
  2. Manis Friedman. Es que ya nadie se ruboriza. Ed Ner. 2010

***


IMG_20160260_092247

Soy hija de Di-s, recién casada, miembro de la Kehilat Mésianica Yovel, pediatra y por misericordia del Padre Eterno trabajo con los niños de la reclusión de mujeres El Buen Pastor en Bogotá.

Anuncios comunitarios: sept 29 al 6 de oct

Nuestras Reuniones de Shabat

  • Shajarit, 8:00 – 9:30 a.m.                                                                                                       Salón Yovel
  • Parashá, 9:30 a.m. – 12:30 p.m.
    Salón Yovel
  • La Mesa Tendida, 2:15 – 3:15 p.m.
    Salón Sukot
  • Vedibarta Bam, 2:30 – 3:30 p.m.
    Salón Yovel
  • Danzas Junior – 2:30 – 3:30 p.m.                                                                                         Salón Verde
  • Benei Mitzva, 3:35 – 4:35 p.m.                                                                                               Salón Verde
  • Nuevos Miembros, 3:35 – 4:35 p.m.
    Salón Verde
  • Havdaláh, 5:00 – 7:30 p.m.
    Salón Yovel

Nuestras Reuniones de Esta Semana

  • Miércoles:
    – REUNIÓN DE INTERCESIÓN – 9:30 AM – 12:00 PM
    – DISCIPULADO DE HOMBRES – 6:30 PM – 8:30 PM

Anuncios Importantes

  •  Seminario de jóvenes sobre emprendimiento – 28 de octubre
  • Hoy, tendremos shower de bodas para Manuel y Erika
  • Fiestas de otoño:
    • domingo 30 a las 6:00 PM – apertura de la fiesta (tendremos cena comunitaria)
  • Anuncios de Yeshivat Shuvu.