Aproximaciones al estudio histórico de la Biblia (I).

Por Edwin Silva

“Hay una poderosa razón por la que los líderes necesitan estar atentos a Dios y es que Dios es el autor de la Historia. Él nos quiere enseñar unas lecciones importantísimas para beneficio nuestro y de nuestras naciones”.  Pastor Alberto Mottesi (1).

Yubail en el Líbano, es la ciudad más antigua del mundo habitada de forma ininterrumpida (2), está situada en la costa mediterránea a 270 Km al norte de Jericó. Fue una ciudad Fenicia y de su fundación sabemos que sucedió en pleno neolítico, hace unos 7000 años. Su nombre actual es el menos conocido: Los sumerios la llamaban Gubla y en la Biblia se le reconoce como Gebal (1 Rey 5:18, Salmo 83:7, Eze 27:9), no obstante el nombre más famoso de la ciudad fue el que le dieron los griegos: Biblos (2).

Biblos fue a lo largo de toda la edad de bronce un prolífico centro de comercio, por su estratégica ubicación como puerto marítimo se convirtió en un punto de intercambio comercial entre fenicios y egipcios: madera del Líbano descendía por el mediterráneo hasta la desembocadura del Nilo (Biblos era el puerto más cercano a los bosques de cedro) y los barcos se devolvían con un precioso cargamento de un producto único y maravilloso proveniente de Egipto: Papiro (2). La disponibilidad de papiro generó una revolución en el conocimiento humano, el saber ya no se debía consignar en tablillas de arcilla, sino en un medio más versátil y menos costoso de producir. En la antigüedad el comercio de papiro se convirtió en algo universal, los griegos llamaban al papiro Biblos y la misma ciudad fue renombrada por la fuerza de la asociación al ser el principal centro de dicho comercio. A un rollo de escritura desarrollado sobre un biblos, los griegos le llamaban Biblíon; en hebreo la expresión empleada para mencionar dicho rollo es sepher y su plural es sepharim (rollos); en griego el plural de Biblíon es Biblia. Llamativamente la expresión griega τὰ βιβλία τὰ ἅγια (ta biblía ta hágia; “los libros sagrados”) fue la que se impuso en occidente para recordar los textos sagrados de los hebreos (3).

Por su parte, la primera vez que la palabra historia aparece en las escrituras hebreas (al menos su acepción más común) es en el rollo de Bereshit (Génesis 2:4 “Esta es la Historia de la creación de los cielos y de la tierra”). Una traducción literal del hebreo diría: “Estas son las generaciones de los cielos y de la tierra en su creación, el día en el que el Señor hizo los cielos y la tierra”. En este texto la expresión hebrea Toldot es la que reconocemos como historia o generaciones, proviene de la raíz toledá תּוילְדָה)) que significa descendencia, i.e. familia; (figurativamente) historia: descendencia, descendiente, familia, generación, historia, linaje, nacimiento, orden, origen (4).

Desde sus principios la Biblia denota un hondo carácter histórico y el pueblo que la consignó una profunda preocupación por la historia (5), la propia y la del género humano. La Biblia es mucho más que un libro histórico, quizá por esto mismo es que como fuente de conocimiento histórico su validez ha sido fuertemente criticada, no obstante consideramos injusto para con el lector (de cualquier fuente) aceptar esta conclusión tan simplista infundada por el pensamiento Hegeliano y la escuela de biblistas alemanes del siglo XIX (5). Quizá una desconexión de los textos con el papel histórico de los patriarcas hebreos (para ser elevados a mera superstición tribal) sufría de un sutil antisemitismo propio de la época, o quizá más probablemente la raíz de esa desavenencia (que se convirtió en dogma académico), sea meramente humanística, a saber, la desazón que pueda generar para el conocimiento intelectual el pensar en una verdad simple de los textos: Que la Historia tiene un autor, Dios.

Este es el motivo de reflexión de la Biblia en la Historia (@Biblia_Historia), indagar la influencia que la cultura y las escrituras hebreas han tenido en el desarrollo de la civilización. Exploramos las conexiones de los textos de la Biblia con otras fuentes de conocimiento humanístico, ante todo el estudio formal de la Biblia a través de la historia y viceversa. Los invitamos a seguirnos en @yovelradio en tunein desde el 1 de noviembre, todos los martes en la franja de 6:30 pm a 8:00 pm.

Referencias.

  1. Mottesi, A. (2007). Latinoamérica Nueva. Santa Ana (California): Editorial Kerygma.
  2. Asimov, I. (1971) La tierra de Canaán. Madrid: Alianza Editorial.  
  3. Boscolo, G. (2012) La Biblia en la Historia: Introducción general a la Sagrada Escritura. Padova: Edizioni Messaggero.
  4. Strong, J. (1990) New Strong’s Exhaustive Concordance of the Bible. Nashville: Thomas Nelson Publishers.
  5. Johnson, P. (1987) La Historia de los Judíos. Barcelona: Ediciones B, para el sello Zeta de Bolsillo.

 

Anuncios