Kislev el mes de los sueños

Por Julio Rubio (Dudu)

En el texto de los cinco libros de la Torá encontramos diez sueños explícitos, soñados por siete “soñadores”, todos en el libro de Génesis.

El próximo shabat a la noche iniciará el noveno mes del calendario hebreo llamado Kislev, es un mes especial y como todos tiene algo sobre lo que podemos reflexionar y aprender.

Este mes tiene una característica en particular ya que en el ciclo de las lecturas de Torah que leemos en cada shabat son narrados 9 de los 10 sueños que podemos encontrar en la Torah.

En el texto de los cinco libros de la Torá encontramos diez sueños explícitos, soñados por siete “soñadores”, todos en el libro de Génesis. 

El primer sueño, de Avimelej el rey de Guerar, aparece en la porción de Vaierá leída en el mes de Jeshvan. Los otros nueve aparecen en Vaietzé, Vaieshev y Miketz, todas durante el mes Kislev.

De acuerdo con el bien conocido principio de la Torá que debemos “vivir la Palabra con el tiempo”,  con la porción semanal de la Torá, el tópico de los sueños será un tema de meditación apropiado para este mes.

Nueve sueños en el noveno mes. Algo conocido dentro de la tradición judía pero que hoy complementamos también con el Mashiaj y su concepción. Puesto que hay que esperar 9 meses para que un bebe vea la luz!

Si hacemos las cuentas del nacimiento de Yeshua para la fiesta de Sukot (mediados de Septiembre – Octubre) vamos tener que su anunciamiento y concepción debieron ser 9 meses atrás acercándonos a la fiesta de Januka (mediados de Noviembre – Diciembre) la fiesta de la luz!.

Ahora lo más hermoso de ver cómo fue el proceso de anunciamiento de la concepción del Mashiaj a Yosef no es otra cosa que la confirmación de este tiempo de sueños.

[Mateo 1:19 – 21] dice:  

Como Yosef,  su esposo,  era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió divorciarse de ella en secreto. Pero cuando él estaba considerando hacerlo,  se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: “Yosef,  hijo de David,  no temas recibir a Miriam por esposa,  porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo,  y le pondrás por nombre Yeshua, porque él salvará (yoshia) a su pueblo de sus pecados.”

Así que querido lector, esta es una invitación a que en este mes de sueños dejemos que la revelación del Mashiaj, en este tiempo en donde nos acercamos a la fiesta de la luz, nos traiga luz a nuestra vida y así como Yaakov pudo a través de los sueños ver la escalera en donde los ángeles subían y bajaban de la que nos relatará la Parasha Vayetze podamos entender la revelación de Yeshua en este tiempo tanto para nosotros como para el pueblo judío y saber que: “Un Gran Milagro Ocurrió Allí”… tema que estaremos abordando en nuestra próxima entrega.

Jodesh Tov – Buen Mes.  

***


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de danza y audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.

Anuncios

Rosh Jodesh Jeshvan – el mes del diluvio

Por Julio Rubio (Dudu)

y en el año undécimo, en el mes de Bul, que es el mes octavo, la casa fue acabada en todas sus partes y conforme a todos sus planos. La edificó, pues, en siete años. [1 Rey. 6:38]

En principio los meses dentro del contexto bíblico no tenían nombres propios como hoy día conocemos, sino que se mencionaban acorde a su número ordinal: primero, segundo, etc.

En este caso el octavo mes, llego a conocerse de dos maneras o hasta 3 si quisiéramos incluir una variación de una de ellas.

El de Jeshvan proviene del acadio como herencia del exilio del pueblo de Israel en babilonia, y significa básicamente lo mismo: “octava luna” ya que es el octavo mes, la variación que existe dentro de la tradición hebrea es la de anteponer la partícula “mar – מר” (amargo) al nombre del mes (Marjeshvan) posiblemente en referencia a dos aspectos: que no hay ninguna celebración o fiesta en este mes y el otro puede aludir al suceso del diluvio que fue en este mes.

En la Biblia [1 Rey. 6:38] es llamado Bul, probablemente de la palabra mabul, “diluvio”, que
comenzó el 17 de Jeshvan y culminó el 27 del mismo mes del año siguiente. El día 28 Noaj ofrendó su sacrificio a Di-s y Este le prometió no volver a traer un diluvio sobre la tierra para destruir la humanidad, revelándole luego la señal del pacto con el mundo, el arco iris.

Generalmente resaltamos unos aspectos interesantes en el estudio del nuevo mes tomados de un libro llamado: Sefer Ietzirá (libro de la creación). De acuerdo a este libro, cada mes del año judío tiene una letra del alfabeto hebreo, una de las doce tribus de Israel y un sentido del cuerpo que le corresponde.

En este caso quiero hacerlo de una manera literal citando al Rabino Itzjak Ginsburgh del instituto Gal Einai de Israel en un mensaje de Torá que hace para este mes, sobre todo por el gran significado mesiánico que encontraremos en sus comentarios que para nosotros genera una increíble conexión con el Mesías Yeshua.

Letra: nun נ – ן

Es considerada como la letra del Mashíaj, de quien está dicho: “frente al sol, está su nombre “Yinon” (de la nun)” [salmos 72:17]. La raíz verbal nun significa “reinar”. Como sustantivo significa “el heredero del trono” (de nin).

El mes octavo es el del Mashíaj, ya que 8 sabemos alude a lo sobrenatural. Dice la tradición: Mientras que el arpa de este mundo posee siete cuerdas, la del Mashíaj tiene ocho. Así como 8 trasciende a 7, 50 (el valor numérico de la letra nun) trasciende a 49, que es 7 al cuadrado. En este mundo, la nun está doblada, confinada a los límites de la naturaleza. Con la llegada del Mashíaj, la nun “se estira” (la figura de la nun de final de palabra, nun sofit), abriéndose paso a través de los límites de la naturaleza, y desciende “por debajo de la línea” hacia las esferas subterráneas de la realidad para revelar allí la abarcadora luz Infinita de Di-s.

Mazal: akrav (escorpión)

Enseñan nuestros sabios que el escorpión es el miembro más mortífero de la categoría general de criaturas venenosas, cuya figura arquetípica es la serpiente primordial del Edén. La palabra akrav deriva de akev, “talón”, como está dicho: “y tu [la serpiente] lo morderás [al hombre] en el talón” [Génesis 3:15]. Por eso el akrav simboliza la “mordedura” perfecta de la serpiente en el talón del hombre. Este es el secreto de la ecuación numérica: Mashíaj (358) = Najash (358, la serpiente).

Akrav (372) = Mashíaj (358, najash) más David (14; la nun es la letra número 14 del alefbet). La raíz de la palabra jeshvan (jet, shin, nun) se permutan para formar la palabra najash.

Tribu: Menashé

Es el hijo primogénito de Iosef. Derivado de la palabra “olvidar” (literalmente “saltar, alto y afuera”), Menashé implica el poder del tzadik (Iosef) de hacernos olvidar las adversidades, las pruebas y las tribulaciones de este mundo con la llegada del Mashíaj. Con el poder y el sentido de Menashé, todos los dolores de este mundo se transforman y convierten en el placer de la era mesiánica. Las letras de este nombre se permutan para formar la palabra neshamá, “alma”. Menashé representa el sentido de revelar el alma Divina de Israel. En la Biblia, Moisés (Moshé) es llamado Menashé, al agregarle la nun correspondiente a Jeshvan. Está dicho de Moisés: “él es el primer redentor y él es el último redentor”. En su primera vida (como “primer redentor”) no alcanzó el “portal 50 del entendimiento” (el entendimiento de Di-s Mismo y Su intención más profunda de la creación del universo). Cuando vuelva como Mashíaj, se le dará por siempre el “portal 50”, la nun de Mashíaj, el secreto de Menashé (Moshé-nun).

Sentido: olfato

Es el sentido más espiritual, y en hebreo “oler”, reiaj, está emparentado con ruaj, “espíritu”. Enseñan nuestros sabios que el olfato es el único sentido que “disfruta el alma y no el cuerpo” (neshamá – Menashé). Es el único de los cinco sentidos que no participó del pecado original del hombre en el Jardín del Eden, y por lo tanto no fue mancillado o impurificado. Es el sentido que salvó al pueblo judío en los tiempos de Mordejai y Ester, quienes son llamados Mor veHadas (“mirra y mirto”, las dos fuentes primarias de fragancia). Está manifestado explícitamente que este es el sentido del Mashíaj: “y él olerá en el temor de Di-s” – “juzgará con el olfato” (más que con la vista o el oído, Isaías 11:3; Sanhedrín 93b).

Con su sentido del olfato (su ruaj hakodesh, “el espíritu sagrado”) el Mashíaj sabrá cómo conectar cada alma judía con su origen Divino, y así identificar su tribu en Israel.

Quiera el Eterno concedernos un buen mes en donde a pesar de la ausencia de fiestas o mandamientos por cumplir, en esa aparente oscuridad y dificultad del “mabul” veamos a aquel que se sentó en su trono en el diluvio [Sal. 29:10] logremos entender el plan del Padre que en medio de la dificultad y adversidad nos hará “olvidar” esas circunstancias y nos acercará a través del agradable olor de aquel que fue ungido y ha pisado la cabeza de la serpiente antigua para que cuando vuelva se entienda que su nombre ha durado para siempre y se ha “perpetuado” – Yinon – para bendecir a las naciones de la tierra [Sal. 72:17] – Jodesh Tov!

***

 


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de danza y audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.

Rosh Jodesh Av – Inicio del mes de Av (5º més)

Por Julio Rubio (Dudu)

 

Este domingo 23 de julio de 2017 a la noche será el inicio de un nuevo mes hebreo, el quinto los meses bíblicos, llamado Av. Dice la Mishná: “Mishenijnás Av memaatim besimjá” (Taanit 26).  Esto significa que cuando comienza el mes de Av debemos disminuir nuestra alegría. ¿qué significa esto y por qué?

Es mi deseo compartir con ustedes amigos de “Shavua Tov” algunos estudios tanto del instituto Gal Einai del Rabino Ginsburgh, como de una charla del Rabino Shaul Maleh sobre este interesante mes junto con las reflexiones propias de estos temas a la luz de nuestro Mashiaj Yeshua, para que nos preparemos, aprendamos y disfrutemos del inicio de un bendecido rosh jodesh.

De acuerdo con el Sefer Ietzirá, cada mes del año judío tiene una letra del alfabeto hebreo, un signo (mazal) de lo que ahora se ha tergiversado y se conoce como zodíaco, una de las doce tribus de Israel, un sentido, y un órgano controlador del cuerpo que le corresponde.

  • Nombre del mes:

Este mes es el quinto mes de los doce meses del calendario judío que inician a partir de Nisan (Aviv, en la Torá) y lleva por nombre AV אב (Alef, Bet) que significa literalmente “padre” y deriva de la raíz hebrea que significa “querer” o “desear”.

Se acostumbra agregar al Jodesh Av, el nombre Menajem (“el que consuela”, “reconfortador”; el nombre del Mashíaj), llamándolo de esta manera Menajem Av.

Esto es tomado del libro de Lamentaciones que precisamente se lee para estas fechas, miremos, [Lam. 1:17] “Sión extendió sus manos, mas no tiene quien la consuele; …” en hebreo “ein la menajem” destacando la necesidad de un “consolador, reconfontador” para este tiempo.

  • Letra del mes:

Es la letra TET – ט, que se asemeja a un vientre o útero, equivale a 9, correspondiente a los 9 meses del embarazo. En el mes de Av están condensados y concentrados los 9 meses en 9 días, desde Rosh Jodesh Av (el iortzait -aniversario del fallecimiento- de Aarón del sumo sacerdote, cuyo nombre proviene de la palabra “embarazada”) hasta el 9 de Av, el día del nacimiento del Mashiaj.

  • Mazal (Signo) del mes:

El mazal correspondiente a Menajem Av es Arié (Leo – León) y quiero expresarlo con las palabras de nuestros sabios (Ialkut Shimoní, Irmiahu, 259): El León (Nevujadnezar, el que es conocido en la Biblia como un león – Jer. 4:7) viene en el mes del león (Av) y destruye el león (el Templo, en especial el antiguo, nombrado en la Biblia como un león), para que el león (Di-s, de Quien se dice “el león ruge, quién no temerá” – Amos 3:8) venga en el mes del león y reconstruya el león.

  • Tribu de este mes:

¿No se han preguntado de donde se toma que tribu le corresponde a cada mes?

De las ofrendas que cada tribu llevo representadas en su príncipe para la dedicación del santuario, así, cada día equivalía a su mes correspondiente miremos [Num. 7:36]

“El quinto día,  Selumiel hijo de Zurisadai,  príncipe de los hijos de Simeón, …”

El nombre Shimón proviene de la palabra “escuchar”. El pecado de los espías en el 9 de Av implica el hablar mal de la tierra de Israel y la aceptación (“oir”) de esa mala lengua por parte del pueblo. Entonces la rectificación general del mes de Av es la rectificación de la audición.

La “degeneración” del poder de Shimón condujo a la destrucción del Templo; la rectificación y elevación de ese mismo poder trae su reconstrucción.

Es interesante notar que, en la repartición de la tierra, Judah y Shimon habitaron juntos, a Judah le corresponde el sentido del habla y como vemos a Shimon el de la audición.

Estos dos sentidos del habla y la audición van obviamente en pareja, tal como en el pecado de escuchar (aceptar) la “lengua malvada” que hablaron los espías, el pecado del 9 de Av.

La conclusión que sacamos es que el poder del mes de Av (el mes de la [aparente] destrucción) es “escuchar” el mensaje “dicho” por el mes de Nisan (el mes de la redención), e integrar el primer y más avanzado poder del líder de Israel (Yeshúa el Mesías) en la conciencia del pueblo judío. Y allí podemos entender de una manera diferente el texto de la Mishná: “Mishenijnás Av memaatim besimjá” (Taanit 26) que mencionamos al inicio en donde podría traducirse cuando inicia Av menguamos, disminuimos… y ¿cómo lo hacemos? BeSimja! Con Alegría… [Jn 3:30]

  • Sentido para este mes:

La audición, esto es el poder escuchar y “Escuchar” significa en hebreo “entender”, integrar totalmente dentro de la propia conciencia (dentro del corazón, no sólo entender intelectualmente con la mente). Escuchar a otro es entender completamente su dilema y solidarizarse con él.

Sobre este tema quisiera centrar la atención y que sea nuestra reflexión especial de este nuevo mes.

La palabra hebrea es Shemá y podemos ver las tres acepciones principales que son:

– Escuchar. [Dt. 6:4]

– Entender. [Dt. 28:49]

– Obedecer. [Dt. 11:27]

Cuando Moshe llego a Egipto para sacar al pueblo a una libertad eterna (jerut  olam) el cual es el deseo principal de nuestro padre en el proceso de redención.  como lo vemos en el texto [Exo. 6:6] de donde se sacan las 4 copas de pesaj.

¿Qué paso con ellos?  

NO LO OYERON… dice el texto [Exo. 6:9]

De esta manera habló Moisés a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moisés, debido al desaliento que los embargaba a causa de la dura servidumbre.

¿Qué cosas nos indica la Torá son el impedimento para oír el mensaje del profeta? El desaliento (en hebreo es “qotzer ruaj”) tema que me gustaría ampliarlo en una próxima ocasión ya que encontré cosas muy profundas he interesantes en esa palabra hebrea y la otra cosa que nos dice el texto es por el trabajo duro, por eso no podían escuchar…  al estar atareados todo el día no podremos escuchar al profeta. Imagínate a Moshe, diciéndole a cada israelita que iba a ser librado del duro trabajo mientras por el duro trabajo la persona no le prestaba atención. ¡Cuántas veces nos pasa esto mismo!

¿Qué es lo que no nos deja oír?  ¿qué es lo que permitimos escuchar a nuestros oídos? ¿qué te la pasas oyendo a lo largo de tu día a día?

Miremos la analogía con el proceso del habla en un niño. ¿a qué edad el niño aprende a decir mamá? Sus primeras palabras son generalmente al año de nacido; de repente dice: ¡mamá!   ¿cuándo aprendió eso?  ¿en ese instante? No! Es un proceso… desde el primer día en que escuchó esa palabra y después de miles de veces de escuchar lo puede decir. Qué aprendemos de esto, es un proceso en donde entra, entra va entrando y después del tiempo determinado y necesario ¡sale!… dicen los rabinos: Lo que entra deja huella.

¿Qué estamos dejando entrar a nuestros oídos? En el Talmud, en Masejet Ketubot 5 abordan el tema del por qué la punta de nuestros dedos es así, y dicen que es para taparnos los oídos en caso de ser necesario, la guemara dice que si aún no es suficiente entonces con el lóbulo. Cada mugre tapona la capacidad auditiva. el oído esta tapado, por eso no oímos la voz de Moshe que nos quiere liberar, la voz del Mashiaj Yeshua!  

¿qué se hace cuando el oído esta tapado?

En la medicina de otorrinos hay un dicho que dice que los oídos se limpian con los codos, es decir, ¡no se puede!  es difícil, la gente inventa muchos remedios caseros pero lo que hacen es empeorar el estado de taponamiento.  

La solución que podemos aprender de esta analogía es que hay que echar agua a presión, hacer un lavado. ¡Agua!  – maim, ¿a qué se compara la Torá? al agua, hay que escuchar Torá a presión. hay que recordar al verdadero profeta, nuestro Mesias Yeshua, que debemos escuchar y quien dijera que el agua que él nos daría se convertiría en fuente de agua que brota para vida eterna.

Queridos amigos de Shavua Tov les deseo que tengamos un bendecido mes, que mengüemos para que Él crezca y que podamos oír su voz que nos llevará a la redención plena en nuestras vidas.

Shavua Tov y Jodesh Tov!

***

 


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de danza y audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.

Rosh Jodesh Tamuz

Por Julio Rubio (Dudu)

Para este año 2016 tendremos el inicio del 4º mes bíblico el próximo miércoles 6 de julio en la noche. Recordemos que la luna en su ciclo cada vez que llega a la fase de luna nueva, en hebreo: Rosh Jodesh;  nos recuerda que un nuevo mes ha iniciado y con él la posibilidad de renovarnos y recibir la bendición que puede llegar a ser entendida como nuestra “mesada” espiritual para este tiempo.

Con el mes de Tamuz empieza la “estación” (tekufá) del verano. Los tres meses de esta estación son: Tamuz, Av y Elul y corresponden a las tres tribus del campamento de Reuben (Reuben, Shimón y Gad), que estaban ubicadas al sur del santuario.

Tamuz es el mes del pecado del becerro de oro, que dio lugar al rompimiento de las Tablas. En ese día, el 17 de Tamuz, comienza el período de tres semanas (hasta el 9 de Av), que conmemora la destrucción del Santo Templo de Jerusalem. Este año en particular (2016) estas fechas caerán en shabat y como predomina la alegría del shabat sobre el ayuno y el dolor que conmemoran estos momentos entonces se traslada el ayuno para el siguiente día, en este caso domingo 24 de julio (para 17 de tamuz) al domingo 14 de agosto (9 de Av).

Como dato que deseo resaltar en esta ocasión es que este, es el mes en que los espías que Moisés envió recorrieron todo Israel para ver la tierra e informar al pueblo, regresando la víspera del 9 de Av).

Es decir, en su equivalencia estamos a punto de iniciar los famosos 40 días que fueron determinantes para que el pueblo no entrara a la tierra por haber hablado mal… la invitación es entonces a tener cuidado de lo que hablamos… del reporte que entregamos, no desanimemos con nuestras palabras no sea que se nos aleje la tierra prometida por nuestros actos o palabras, ten presente que la relación fue de 1 año por 1 día. Así que amado lector, no alejes las bendiciones… no alejes la tierra prometida… estos 40 días son un buen reto para que cambiemos las actitudes que debamos cambiar en nuestras vidas.

Por otra parte, y reafirmando el mismo concepto. Es interesante notar que si el pueblo no hubiese fallado con el pecado del becerro de oro, en ese día hubiese sido entonces la recepción de las Tablas del pacto y otra hubiese sido la historia.

Amigos de Shavua Tov les deseo un buen mes! Jodesh Tov.

 

 

 

***


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de danza y audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.

 

 

 

 

Quiz Rosh Jodesh Adar I

Por Julio Rubio (Dudu)

Rosh Jodesh Adar I, prueba tus conocimientos con un interesante quiz!

Inicia Aquí

***

 


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de danza y audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.