Rosh Jodesh Tamuz – Inicio del 4º mes

Por Julio Rubio (Dudu)

Para este año 2020 el inicio del 4º mes bíblico es a partir del lunes 22 de junio en la noche. Recordemos que la luna en su ciclo cada vez que llega a la fase de luna nueva, en hebreo: Rosh Jodesh;  nos recuerda que un nuevo mes ha iniciado y con él la posibilidad de renovarnos y recibir la bendición que puede llegar a ser entendida como nuestra “mesada” espiritual para este tiempo.

Con el mes de Tamuz empieza la “estación” (tekufá) del verano. Los tres meses de esta estación son: Tamuz, Av y Elul y corresponden a las tres tribus del campamento de Reuben (Reuben, Shimón y Gad), que estaban ubicadas al sur del santuario.

Tamuz es el mes del pecado del becerro de oro, que dio lugar al rompimiento de las Tablas. En ese día, el 17 de Tamuz, comienza el período de tres semanas (hasta el 9 de Av), que conmemora la destrucción del Santo Templo de Jerusalem. Este año en particular (2020) estas fechas caerán el jueves 9 de julio (para 17 de tamuz) y jueves 30 de julio (para 9 de Av).

Como dato que deseo resaltar en esta ocasión es que este, es el mes en que los espías que Moisés envió recorrieron todo Israel para ver la tierra e informar al pueblo, regresando la víspera del 9 de Av.

Es decir, en su equivalencia estamos a punto de iniciar los famosos 40 días que fueron determinantes para que el pueblo no entrara a la tierra por haber hablado mal… la invitación es entonces a tener cuidado de lo que hablamos… del reporte que entregamos, no desanimemos con nuestras palabras no sea que se nos aleje la tierra prometida por nuestros actos o palabras, ten presente que la relación fue de 1 año por 1 día. Así que amado lector, no alejes las bendiciones… no alejes la tierra prometida… estos 40 días son un buen reto para que cambiemos las actitudes que debamos cambiar en nuestras vidas.

Por otra parte, y reafirmando el mismo concepto. Es interesante notar que si el pueblo no hubiese fallado con el pecado del becerro de oro, en ese día hubiese sido entonces la recepción de las Tablas del pacto y otra hubiese sido la historia.

Amigos de Shavua Tov les deseo un buen mes! Jodesh Tov.

***


FB_IMG_1443589788094

Julio Rubio G. (Dudu)

Esposo de Andreina Castillo y padre de dos hijos (Eyal y Ayelet). Moreh (Maestro) de la Comunidad Mesiánica Yovel, trabaja con los jóvenes en su preparación para el bar mitzvah, dirige el ministerio de audiovisuales. También enseña hebreo bíblico y moderno desde el año 2004.

La tierra gozará de sus días de reposo

Por: Martha Tarazona

El reposo tanto del hombre como de la tierra denota la confianza del ser humano en el creador

 

La parashá Bejukotai que significa estatutos, está escrita en oraciones condicionales, es decir, que depende de una o más condiciones o requisitos que han de cumplirse para que la otra parte sea verdadera o se cumpla. En [Lev.26:3-12] el condicional es: “si anduviereis en mis decretos y guardareis mis mandamientos y los pusieres por obra”; si cumplimos con lo anterior, la consecuencia será: “yo daré vuestra lluvia en su tiempo, la tierra dará sus frutos…”, es decir hay bendición.

Sin embargo, sigue otra oración condicional en la cual se describe lo contrario; en [Lev. 26:14-32] “pero si no oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos… y vuestra alma menospreciare mis estatutos…” una de las tantas consecuencias es: “Vuestra tierra estará asolada, y desiertas vuestras ciudades. Entonces la tierra gozará sus días de reposo… la tierra descansará entonces y gozará sus días de reposo. Todo el tiempo que esté asolada, descansará por lo que no reposó en los días de reposo cuando habitabais en ella” [Lev. 26:33-35].

Cabe aquí una pregunta ¿Cuáles son los decretos y los mandamientos para tener la bendición? ¿y qué relación tienen con la tierra?

La tierra debe descansar; tanto nuestro cuerpo, como la tierra física, y Di-s dejó instrucciones claras al respecto:

En cuanto al descanso del hombre: “Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para HaShem tu Di-s; no hagas en él obra alguna…” [Ex. 20:9-11]. Sin embargo, este día séptimo que equivale al sábado, no es un día para dormir, ver televisión y hacer otras cosas que no se hacen por lo general entre semana, es un día para estudiar la palabra de Di-s, y en Isaías se nos da una clara instrucción respecto al Shabbat:Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de HaShem; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en el Señor…” [Is. 58:13-14]. 

Descansamos en Shabbat, porque es un mandato del Señor.  Es tan importante que es uno de los diez mandamientos: “Guardarás el día de reposo para santificarlo, como HaShem tu Dios te ha mandado. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra” [Dt. 5:12-13].

En cuanto al descanso de la tierra: Sucede lo mismo que en el ser humano, pero en años, 6 años trabajará la tierra y el séptimo descansará, conocido como Shemitáh o año sabático. “Seis años sembrarás tu tierra, y seis años podarás tu viña y recogerás sus frutos. Pero el séptimo año la tierra tendrá descanso, reposo para HaShem; no sembrarás tu tierra, ni podarás tu viña” [Lev.25:3-4].

También habrá libertad en la tierra en el año 50: El año cincuenta os será jubileo; no sembraréis, ni segaréis lo que naciere de suyo en la tierra, ni vendimiaréis sus viñedos, porque es jubileo; santo será a vosotros; el producto de la tierra comeréis” [Lev.25-11].

La tierra gozará de sus días de reposo; como vimos en los versículos anteriores, la instrucción del eterno de descanso de la tierra, es cada 7 años que es el año sabático y cada 50 años que es jubileo.

Esta instrucción de dejar reposar la tierra, no es solo dejarla descansar sino abolir todo derecho de propiedad sobre sus productos, esto es para que el hombre entienda que la tierra tiene un amo superior a sus poseedores, y cuando Di-s lo desea manda al hombre a abandonar los frutos de la tierra, para que otros coman. También este acto denota generosidad, la cual consiste en dar sin la esperanza de recibir, además aumenta la confianza en Di-s: “aquel que tiene el coraje de abandonar cada siete años todos los productos de su tierra y de la herencia de sus padres, aquel que procede así durante toda su vida no sucumbirá jamás a la avaricia o a una falta de confianza en Di-s” [1].

El año sabático también constituye un factor de fe, confianza en Di-s, de acercamiento y de paz, ya que nadie, ni siquiera el más pobre siembra ni cosecha, durante este año todos son iguales y en eso reside el secreto de la paz [1].

Desde una perspectiva social, se establece la igualdad de las clases sociales; los propietarios deben desistir y abandonar los frutos, para que los necesitados del pueblo los disfruten. Durante este tiempo, el producto que da la tierra es para el alimento del hombre no para negociar. También es importante tener en cuenta, que existe la prohibición de echar a perder un producto que puede servir para la alimentación [1].  Por otro lado, un año de descanso completo es una necesidad tanto para el pueblo como para la tierra, es un año de tranquilidad y de paz profunda, sin opresores ni tiranos [1].

Desde una perspectiva espiritual, Rabí A. lbn Ezrá, describe que la finalidad del año sabático es darle al pueblo la posibilidad de estudiar durante un año la Toráh, como se estudia durante un día cada semana en Shabbat. Najmámides, también expresa que el séptimo milenio de la era mesiánica es enteramente shabbat y paz eterna [1].

Desde una perspectiva agrícola, Maimónides cita: “el año sabático se explica también por la idea de que, al quedarse sin cultivar la tierra, se mejorará y se hará más fértil” [1].

 En la medida que hay mayor explotación de la tierra, la tierra se agota, y los agricultores lo saben, por lo tanto, tienen que aportarle a la tierra fertilizantes químicos, nitrógeno, fósforo, entre otros elementos necesarios para que las plantas crezcan, a parte de los insecticidas, herbicidas y fungicidas, para contrarrestar las plagas que afectan los cultivos. Por lo anterior, es que es necesario que la tierra descanse, para que ella misma se vaya regenerando, si aparte de la sobre-explotación no se le deja descansar, tenemos consecuencias en la calidad de los productos que consumimos.  

En un estudio publicado por Raigón (2014), se hace la comparación de las pérdidas nutricionales de algunos productos de 1985 a 2002, es decir las pérdidas ocasionadas en 17 años, las cuales se muestran en la siguiente tabla [2]:

Producto Vitaminas y minerales en mg/100g Año 1985 Año 2002 % pérdida
Papas Calcio 14 3 78%
Fresa Vitamina C 60 8 87%
Brócoli Calcio 103 28 73 %
Guisantes Vitamina B6 140 32 77%
Zanahorias Magnesio 21 6 75%

Según estos resultados, podemos ver, las pérdidas tan altas de nutrientes, en solo algunos ejemplos y en solo 17 años. Ahora, sería interesante saber cuánto más se ha perdido desde el año 2002 hasta el 2020. Si se siguiera una misma tendencia de pérdidas, en estos 18 años más (2002-2020), la cantidad de nutrientes sería mínima o no tendrían. Cabe preguntarnos; ¿qué estamos comiendo?, ¿cómo nos estamos nutriendo?, ¿cómo serian los productos hace 20, 50, 70 y 100 años antes? Inclusive, ¿cómo serían los productos que daba la tierra hace miles de años, que consumieron los personajes bíblicos, como Elías, Daniel, Jeremías, Isaías…?

Finalmente, podemos concluir que el reposo tanto del hombre como de la tierra denota generosidad, paz, acercamiento, fertilidad, tranquilidad, tiempo dedicado para estudiar la palabra de Di-s, tiempo dedicado para que la tierra restaure sus propios nutrientes y el mejor tiempo para poner toda la confianza en nuestro creador, ya que suya es la tierra, su plenitud, el mundo y los que él habitamos [Sal. 24:1].

Referencias

[1] Munk, E. (2001). La voz de la Torah. Comentario del pentateuco. Edición original en Francés. Fundación Samuel y Odette Levy. Paris. Pág. 1164.

[2] Raigón, M. D. (2014). La alimentación ecológica. Nutrición y agricultura familiar, 10.

***


IMG_3108[1]

Miembro de la comunidad Yovel, Dra. Ingeniería de Alimentos. “Nada tenemos que no hayamos recibido” [1 Cor. 4:7]

 

Quiz Parashat Tzaría- Metzorá

Por: Moshe Hernández

Parashat Haazinu, Prueba tus conocimientos sobre la parashá en el siguiente quiz:

Inicia Aquí

***


WhatsApp Image 2018-05-28 at 13.44.01.jpeg

Psicólogo de la Konrad Lorenz Fundación Universitaria. Gabai de la Comunidad Mesiánica Yovel, maestro del ministerio Yeladim, miembro del ministerio de Danzas. Apasionado por el hebreo y otros idiomas.

IRA Y TRISTEZA, ENEMIGAS DE LA SALUD MENTAL

Por: Moshe Hernández

“Entonces ADONAI dijo a Caín: “¿Por qué estás enojado? ¿Y por qué ha decaído tu semblante? Si haces bien, será levantado, pero si no haces bien, el pecado está acechando en la puerta. Su deseo será por ti, pero tu podrás vencerlo”. Génesis 4:6-7 TLV.

A lo largo de la historia evolutiva humana, se han estudiado diferentes aspectos de nuestra especie como el comportamiento, los procesos de aprendizaje, la memoria, entre otros, sin embargo, uno de los que ha generado diferentes posturas ha sido el aspecto emocional; siendo a la vez interesante su mención al principio de las Escrituras. En el verso citado, vemos que es la primera vez que la Torá se hace mención del aspecto emocional, particularmente haciendo alusión a dos de las ocho emociones básicas: la tristeza y el enojo; esta clasificación fue planteada por Robert Plutchik (1980). Estas emociones han sido descritas como negativas, debido a las desagradables experiencias por la que las personas atraviesan cuando estas se presentan. Es ampliamente sabido que las emociones tienen funciones que le brindan una utilidad y le permiten a la persona ejecutar un comportamiento de manera apropiada. Puntualmente la tristeza tiene la funcionalidad de que las personas recaben su atención y su actitud de cuidado hacia otros; y la ira moviliza a la persona a emitir conductas de autodefensa o de ataque (Rodríguez et. al., 2009).

Con todo lo anterior nos surgen estas preguntas: ¿Estaba Caín recabando su actitud de cuidado? ¿Se estaba defendiendo? ¿Iba a atacar? Según el texto, Caín estaba enojado y triste debido a que su ofrenda no fue aceptada sino la de su hermano. Entonces, ¿cuál es la razón para que él sintiera estas emociones en contra de su hermano? Según Rodríguez et. al. (2009), estas emociones pueden evolucionar hacia condiciones clínicas, donde se pierde el carácter adaptativo de éstas y se convierte en un problema que interfiere y genera malestar significativo. En otras palabras, afecta el comportamiento de los individuos. Por lo cual lo que vemos en esta escena de la Torá, guardadas las proporciones, es una sesión terapéutica donde se evidencian dos tipos de alteraciones en la salud mental de Caín: una depresión, caracterizada por el descenso de su estado del ánimo; y una ira persistente, que aunque no sea una categoría diagnóstica reconocida se evidencia con el sufrimiento emocional significativo en la persona, y puede representar un riesgo para la seguridad pública, ya que conduce a diferentes tipos de violencia (Norlander & Eckhardt, 2005).

Nuestros Sabios también han abordado el tema, incluso desde antes de que la psicología tuviera algo que decir al respecto, y sus palabras son igualmente complementarias a lo que ésta dice. En el Pirkei Avot (Ética de los Padres) 4:1 se dice: “Ben Zoma dijo: ‘¿Quién es fuerte? Aquel que doblega su inclinación al mal, como está escrito: ‘Aquel que es lento para enojarse es mejor que un hombre fuerte, y aquel que domina sus pasiones es mejor que uno que conquista una ciudad’ (Proverbios 16:32). También se dice en el Talmud (Pesajim 66b) que la ira es la causa de la pérdida de la sabiduría de un sabio, es decir, que esta emoción ocasionará que una persona no sepa como actuar apropiadamente, a tal punto que los Sabios afirmaron que una persona que se enoja no considera importante la presencia del Eterno (Nedarim 22b). Estas emociones son tan aversivas que incluso el Rabino Shlomo Ganzfried afirmó: “La ira es un rasgo supremamente malvado, que debe evitarse a toda costa. Debe entrenarse para no enojarse, incluso si se tiene una buena razón para estarlo” (Kitzur Shuljan Aruj 29:4).

Incluso el rey Salomón afirmó: “No seas rápidamente provocado en tu espíritu, porque la ira yace en lo profundo de los tontos” (Eclesiastés 7: 9 TLV), y por tal razón Rav Shaúl nos insta lo siguiente: “Desháganse de toda amargura, enojo, ira, pelea, calumnia, al igual que de toda malicia. Y en lugar de eso, sean amables los unos con los otros, compasivos, perdonándose unos a otros, así como Di-s en el Mesías los perdonó a ustedes” (Efesios 4:31-32 TLV). Finalmente, la Escritura nos hace un llamado a que dominemos nuestras emociones negativas para poder así ser sabios y dar espacio a que la justicia de Di-s obre (Proverbios 29:11; Santiago 1:20).

Lo que el Eterno le estaba pidiendo a Caín era que pudiera controlar su inclinación al mal para saber cómo obrar apropiadamente y así evitar que su vida se viera comprometida, en especial su salud mental, lo cual llevaría a que su vida experimentara un desequilibrio contaste.

REFERENCIAS

Norlander, B. & Eckhardt, C. (2005). Anger, hostility, and male perpetrators of intimate partner violence: A meta-analytic review. Clinical Psychology Review, 25(2), 119-152.

Plutchik, R. (1980). Emotion: A pschychoevolutionary synthesis. Nueva York: Harper & Row.

Rodríguez, J. A. P., Linares, V. R., González, A. E. M., & Guadalupe, L. A. O. (2009). Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física. Suma psicológica16(2), 85-112.

***


WhatsApp Image 2018-05-28 at 13.44.01.jpeg

Psicólogo de la Konrad Lorenz Fundación Universitaria. Gabai de la Comunidad Mesiánica Yovel, maestro del ministerio Yeladim, miembro del ministerio de Danzas. Apasionado por el hebreo y otros idiomas.

Motivos de oración 03 al 10 de ago

Enséñame, Señor, a seguir tus decretos,  y los cumpliré hasta el fin. Dame entendimiento para seguir tu ley, y la cumpliré de todo corazón. [Salmo 119: 33-34]

 

Acompáñanos a orar esta semana por los siguientes motivos:

  • El proyecto Kesher (conexión) para el voluntariado en Israel y USA. Por la unidad de los mesiánicos en Colombia.
  • Por la Comunidad Mesiánica Yovel en: Tamarac, Fl. (8057 W. McNab Rd. Tamarac, FL 33321 – USA) y Neiva (Calle 21# 27-46, Barrio el Jardín) también por el proyecto de comunidad en Honda (Carrera 16 # 7 – 48 Barrio Bogotá)
  • Oración por salud de los comunitarios y familiares de comunitarios: Lourdes en España, Carolina Pérez, Jorge Duplat, Christian Marín y Jaime Beltrán. Y por las mamitas embarazadas (Carolina Sánchez, Erika Daza, Natalia Sánchez Molina, Laura Beltrán y Rocío Delvalle) y por los niños de la comunidad.
  • Por el coronel Julio Cesar Sánchez – Policía Nacional.