KORAJ (קרח) Y LA VARA RETOÑÓ…

Por Rocío Delvalle Quevedo

“Diles a los israelitas que traigan doce varas… colócalas frente al arca del pacto… la vara que retoñe será la de mi elegido… la vara de Aharón no solo había retoñado, sino que también tenía botones, flores y almendras…” [Bemidbar/Números 17:2, 4-5 y 8b NVI]

Las plantas son organismos vivos de muchas células y con la capacidad de producir su propio alimento (Mitchell, 2007). Pueden reproducirse sexual y asexualmente. La reproducción sexual es la que conocemos tradicionalmente, en la que la planta produce flores que tienen estambres con polen y ovarios con óvulos y que al ser polinizada la flor y depositado el polen en su ovario se desarrolla un fruto con una o varias semillas en su interior.  Luego esta semilla se siembra y da origen a otras plantitas. En este tipo de reproducción es claro cuál es el progenitor y cuál es la nueva plántula. Sin embargo, las plantas también se pueden reproducir sin necesidad de flores, por medio de la reproducción asexual. Esto se da por una propiedad característica de la mayoría de las plantas, que consiste en que una pequeña parte del cuerpo (particularmente si incluye una yema), cuando se separa y se coloca bajo condiciones favorables, reemplazará las partes faltantes y se convertirá en un nuevo individuo. Osea se puede tomar una ramita o una estaca de una planta, ponerla en tierra, regarla y probablemente echará raíces, sacará retoños y se desarrollará como planta. Este tipo de reproducción asegura un alto grado de uniformidad entre la progenie, ya que cada uno de los individuos de hecho es una parte del individuo original (Renison & Cingolani, 1998; Sinnott & Wilson, 1963).

De acuerdo a lo anterior, realmente que una estaca o una vara retoñen, no es un fenómeno extraño, sino más bien algo que ocurre naturalmente. Bueno, puede ser un poco curioso que la vara retoñe sin estar enterrada, en condiciones “favorables”, y que a pesar de que las doce varas del texto de Bemidbar (Números) 17 se encontraban bajo las mismas condiciones frente al arca, solo una retoñó. Pero mi intención en estas líneas, realmente no es buscar la evidencia científica que sustente la probabilidad biológica de que la vara de Aarón retoñara, más bien quisiera resaltar algunos rasgos de la reproducción vegetativa que se conectan de una forma maravillosa con el contexto del relato.

Pongámonos un poco en contexto. Estamos ante una situación de sublevación de un pequeño grupo de personas en el pueblo de Israel, liderados por un miembro de la tribu de Leví, en contra del “mandato y gobierno” de Moshé (Moisés) y Aarón sobre el pueblo. El ETERNO trae juicio sobre los revolucionarios, y para dar fin a las murmuraciones utiliza como herramienta pedagógica doce varas y establece que aquella que retoñe (“reproducción vegetativa”), será la que represente a aquel a quien Él eligió para desempeñar una función específica dentro del pueblo, el sacerdocio. Si volvemos a la descripción de la reproducción vegetativa o asexual, nos podemos dar cuenta que todas las plantas en un cultivo (o una vid) que hayan nacido mediante este medio de propagación son clones, no hay diferencia entre ellas, tienen exactamente la misma información genética. Sin embargo, cada una es un individuo valioso dentro del bosque, de la vid o el cultivo, con la potencialidad de llevar fruto o de aportar una nueva estaca para una nueva “siembra”. Es decir, el ETERNO estaba dejando claro que Él en su soberanía había establecido a Aarón y su familia para el sacerdocio. Sin embargo, como el mismo Moshé lo expresó en la porción de la escritura que estamos estudiando [Bemidbar/Números 16:8-10], los levitas en general también habían sido elegidos por el ETERNO para que desempeñaran un servicio en la tienda de reunión, y así cada tribu tenía sus potencialidades, labores y responsabilidades establecidas por el ETERNO.

El ETERNO es un Rey de orden. Y aunque ante Él como dice Shaul (Pablo), no hay ni griego ni judío, ni hombre ni mujer en Yeshúa (Jesús), todos somos valiosos ante sus ojos y nos ama abundantemente [Gálatas 3:28]; Él nos ha dado a cada uno un rol, un lugar, un propósito en este mundo. Y cada uno de nosotros debe recibir con agradecimiento ese don dado por Él y desempeñarlo con amor, sin envidias hacia los demás, ni rencores. Las autoridades que usualmente están sobre nosotros, tales como nuestros padres, pastores, e incluso jefes y entes gubernamentales, son puestos en esos lugares por el ALTÍSIMO [Romanos 13:1-5] y como le aconseja Shaul a Timoteo, nosotros lo que debemos es, más que quejarnos y rebelarnos contra ellos, cubrirlos en oración [1° Timoteo 2:2]. Así, en oración y fe buscar y encontrar qué parte del cuerpo del Mashiaj (Mesías) somos nosotros [1° de Corintios 12:12-31], para trabajar mancomunadamente con las otras partes y que el cuerpo de Mashiaj funcione de tal manera que seamos sal, luz y testimonio a las naciones de que el amor y el reino del ALTÍSIMO se han acercado.

 

REFERENCIAS

  1. MITCHELL S (Editor de Producción). 2007. Colección llave de la ciencia: Diccionario de Biología. Grupo Editorial Norma, Bogotá, Colombia.
  2. SINNOTT EW & WILSON KS. 1963. Botánica: Principios y Problemas. Compañía Editorial Continental, S. A., México.
  3. RENISON D & CINGOLANI AM. 1998. Experiencias en germinación y reproducción vegetativa aplicados a la reforestación con Polylepis australis (Rosaceae) en las Sierras Grandes de Córdoba, Argentina. AGRISCIENTIA, VOL. XV: 47-53.

***


IMG_5236

Soy Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia y creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna. En la actualidad estoy cursando una maestría en Medio Ambiente y Desarrollo también en la Universidad Nacional. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales.

Anuncios

Bamidbar (בְּמִדְבַּר) Curiosidades Biológicas y Ambientales de la distribución de las tribus alrededor de la Tienda de reunión

Por Rocío Delvalle Quevedo

El Señor les dijo a Moisés y a Aarón: «Los israelitas acamparán alrededor de la Tienda de reunión, mirando hacia ella, cada cual bajo el estandarte de su propia familia patriarcal. [Bamidbar/Números 2:1-2].

En la Parashat Bamidbar, particularmente en el capítulo 2, el ETERNO distribuye las tribus de Israel alrededor de la Tienda de Reunión, para que así se ubicaran cada vez que se asentaran en su caminar por el desierto. Una de las instrucciones fundamentales en este pasajes, es que “…cada cual bajo el estandarte de su propia familia patriarcal…” de lo cual surgiría la duda ¿Cuál era el estandarte de cada tribu?

Una de las respuestas que se puede dar a esta pregunta, sale del midrash. Hay un midrash  (Bemidbar Rabbá 2:7) que describe las diferentes banderas de cada una de las tribus como plasmando artísticamente las bendiciones finales de Iaacov (Jacob) a sus 12 hijos y 2 nietos egipcios (Bereshit / Génesis 49 y 48), o las bendiciones de Moshé (Moisés) a las tribus al concluir la Torá (Devarim / Deuteronomio 33) (La Senda Antigua, 2000; Ribco, 2002). A continuación presento una tabla (Cuadro 1), en la cual se puede observar la correspondencia entre la tribu, el estandarte (color y símbolo) y la referencia bíblica que coincide con dicho símbolo.

Cuadro 1. Estandartes de las tribus de Israel

Captura de pantalla 2018-05-12 a las 8.30.55 PM.png

Captura de pantalla 2018-05-12 a las 8.31.14 PM.png

Captura de pantalla 2018-05-12 a las 8.31.42 PM.png

Captura de pantalla 2018-05-12 a las 8.31.56 PM.pngFuente: Elaboración propia a partir de la biblia, (La Senda Antigua, 2000) y (Ribco, 2002). Se procuró que tanto los símbolos como los colores de fondo fueran lo más fieles posibles a las descripciones que hay sobre éstos en el midrash, pero son representaciones propias.

Luego de conocer los símbolos y representaciones en cada uno de los estandartes, me pareció curioso distribuirlos en el espacio, de acuerdo a la instrucción del Altísimo, y resultó la Figura 1 que se ve a continuación.

Figura 1. Distribución de las tribus y sus estandartes alrededor de la tienda de reunión

Captura de pantalla 2018-05-12 a las 8.34.34 PM.pngFuente: Elaboración propia a partir de Devarim/Deuteronomio 2:1-34, (La Senda Antigua, 2000) y (Ribco, 2002). Las imágenes son tomadas de google image.

Ahora con el permiso de quienes en este momento me leen, quiero permitirme con alguna libertad, y despojándome de algunas correas con las que me suele amarrar el esquema de la ciencia, traer a la mesa algunas ideas que se pasean por mi mente, entre los conocimientos que mi formación universitaria me ha permitido adquirir en cuanto a la Biología y al Ambiente, frente a los símbolos que observo en cada uno de los estandartes y las posibles interacciones entre estos de acuerdo a la ubicación que el ETERNO estableció.

En primer lugar, el grupo ubicado al Oeste encabezado por Efraín. Tanto el buey como el toro salvaje, que representan a Efraín y Menashé respectivamente, son diferentes variedades de una misma especie (Bos taurus, familia: Bovidae): dos caras de la misma moneda, Yosef. Por su parte, el lobo (Canis lupus, Familia Canidae), representa a Binyamin. Las tres tribus de este grupo están representadas por especies que tienen comportamiento social, es decir, que andan en agregaciones y se distribuyen las labores. Ahora bien, el lobo es una especie carnívora y sus principales presas son miembros de la familia a la que pertenecen los toros y los bueyes. Mientras que los representantes de la familia Bovidae tienden a defenderse en grupos, de la caza de los lobos. Entonces se podría ver que hay dos hermanos (Yosef y Binyamin) que entran en una tensión, pero deben convivir juntos por orden del ETERNO. Esto me recuerda por un lado aquella profecía en Isaías 11:6, “El lobo vivirá con el cordero, el leopardo se echará con el cabrito, y juntos andarán el ternero y el cachorro de león, y un niño pequeño los guiará”, todos estos ejemplos de predadores habitando junto a su presa sin hacerse daño. Pero también aquel proverbio que dice “El hierro se afila con el hierro, y el hombre en el trato con el hombre” (Mishle/Proverbios 27:17).

En el segundo grupo, ubicado al norte encabezado por Dan resalta la serpiente. Según el Diccionario Bíblico (Lockward, 1992) son varias las especies que pueden corresponder al termino “Serpiente” en la biblia, pero todas pertenecen a la familia Viperidae, y todas son venenosas. Es interesante que según algunos estudios las serpientes tienen la capacidad de decidir cuánto veneno inyectan según las circunstancias. Esto lo podemos asociar con el criterio que necesitaba Dan, al ser desde la esencia de su nombre el encargado de juzgar a las tribus de Israel. Por su parte los Ciervos (Familia Cervidae) símbolo de la tribu de Neftalí, tienen hermosos cervatillos moteados, como los que podemos recordar de la película Bambi, tal como dice la profecía acerca de él. En el caso de Asher, recordemos que según la tradición se le asocia con el árbol de olivo por cuanto dice que moja sus pies en aceite. Es el que provee de alimento y al parecer de sus manos salían manjares.

En este grupo me parce interesante que, si bien no está documentado que los ciervos coman hojas de olivo, ni que las serpientes depreden a los ciervos, en este grupo a diferencia del grupo anterior ya no solo hay animales sino también plantas. Y se pueden ver representantes de los diferentes niveles tróficos (cadenas alimenticias), en los que las plantas (olivo: Asher) son las productoras de alimento base al transformar la energía del sol en energía química aprovechable por el siguiente nivel, los herbívoros (Ciervo, Neftalí). Estos convierten el material vegetal (energía acumulada en biomasa) en tejidos animales aprovechables por el siguiente nivel, los depredadores (Serpientes, Dan). Y así todo está interrelacionado y conectado.

En el tercer grupo, ubicado al sur, encabezado por Reuven, tenemos las mandrágoras. De ellas hay varias cosas interesantes que decir, pero voy a dejarlo para la parashá Vayetzei. En este caso y en el contexto del grupo en el que se encuentran las veo más como la representación del suelo agrícola, del suelo cultivado para provecho del hombre, la agricultura. Y en este grupo se da una conformación muy interesante. De una u otra forma, Gad al estar representado por tiendas de campañas pareciera representar el nomadismo, una forma de vida que implicaba no estar establecido en un sitio, sino ir de un lugar al otro. Mientras que si bien Shimón, tiene como símbolo la ciudad de Shejem por la masacre que cometió en ella junto a su hermano Levi, en esta agrupación podría entenderse como el otro estilo de vida, el sedentario, con asentamientos que implicaba la edificación de un lugar fijo donde habitar. Según algunos estudiosos, el ser humano por algún tiempo fue nómada (cazador –recolector) iba detrás de las rutas de sus presas animales, y buscando plantas que estuvieran en fruto, para alimentarse. Pero cuando se comienzan a domesticar las plantas y a sembrar, cultivar y cosechar, comienza la agricultura, lo que conlleva al establecimiento sedentario y al inicio de las edificaciones y formaciones de ciudades. Proceso que yo veo reflejado en esta agrupación. Y en comparación con el grupo anterior esto nos lleva a un siguiente nivel, de la interacción entre animales, plantas y ahora con el ser humano.

Finalmente, el grupo ubicado al oriente, encabezado por Yehudá, incluye las tribus de Yissajar y Zavulún. Alguna vez escuché una explicación interesante en la interacción entre Yissajar y Zavulún, en la cual se mencionaba que la primera, era una tribu muy estudiosa de Torah, y que profundizaba en esta para luego explicarle al resto de las tribus, y en especial a Zavulún. Esta segunda, viajaba mucho con el objetivo de comerciar y traer el sustento para que pudieran vivir tanto ellos como los de la tribu de Yissajar. Y es interesante que mientras unos estudiaban y otros comerciaban, la tribu de Yehuda probablemente estaba como león rugiente a la defensa del territorio y quienes ahí se encontraban. Esto es un indicio de la escala superior, en la que el ser humano también se organiza internamente y conforma sociedades, con división social del trabajo, que en este caso, unos son comerciantes, otros son los estudiosos (ciencia), y otros son los que defienden (el ejército), elementos fundamentales aún desde las sociedades más primitivas. ¿Podríamos pensar que en la distribución de las tribus y las simbologías de sus estandartes está escrito el desarrollo histórico de la tierra, desde las interacciones ecosistémicas, hasta los principios de conformación de las primeras sociedades?

Para concluir, todas estas locuras, en las que me permití junto a ustedes que me leen, dejar volar mi imaginación y empezar a conjugar muchas cosas, me llevan a pensar en lo siguiente: era un gran pueblo asentado sobre un territorio (temporal: en ese momento, eran nómadas), con muchas diferencias unos más rápidos otros más lentos, algunos tan calmados y firmes como un árbol de olivos, otros tan veloces y activos como un lobo o un león, unos con afinidades por el conocimiento otros con inclinación a la batalla, etc. Pero todos hacían parte del mismo pueblo, y el ETERNO los quería juntos e intercalados, los unos entre los otros, y todos complementándose. Y no es muy diferente de lo que pasa hoy en día, bien decía rav Shaúl (Pablo) en 1 de Corintios 12, que fuéramos como el cuerpo, cada uno con diferentes funciones, pero todos interdependientes los unos de los otros. Pero lo más importante, como decía el salmista en el salmo 133, Cuan bueno es habitar los hermanos juntos en armonía. Comunidad, el ETERNO nos está llevando a grandes cosas, tenemos más o menos doce ministerios hermosos, cada uno con sus objetivos, campos de acción y formas de trabajar. Pero cuan hermoso es que el ETERNO nos permita ser como un solo cuerpo, donde cada quien cumpla su función pero a la vez nos complementemos unos a otros para llevar a cabo las labores del Reino, del Mashiaj Yeshúa. Tensiones van a haber es cierto, pero quiera el ETERNO que podamos llegar a que nuestro amor, armonía y coordinación superen por mucho nuestras diferencias.

Trabajos citados

La Senda Antigua. (2000). La Senda Antigua. Recuperado el 14 de Mayo de 2015, de http://sendaantigua.net/Asamblea/docs/Banderas_de_las_12_tribus.htm

Lockward, A. (. (1992). Nuevo Diccionario de la Biblia. Editorial Unilit.

Ribco, Y. (31 de Mayo de 2002). Ser Judio. Recuperado el 14 de Mayo de 2015, de Tribus y Banderas: http://serjudio.com/rap1051_1100/rap1064.htm

***


IMG_5236

Soy Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia y creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna. En la actualidad estoy cursando una maestría en Medio Ambiente y Desarrollo también en la Universidad Nacional. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales.

AJAREI MOT (אחרי מות) EL MACHO CABRÍO EN EL DESIERTO

Por Rocío Delvalle Quevedo

¿Y si aquel que se creía muerto, en realidad estuviera vivo?

“Cuando Aarón haya terminado de hacer propiciación por el santuario, la tienda de reunión y el altar, presentará el macho cabrío vivo, y le impondrá las manos sobre la cabeza. Confesará entonces todas las iniquidades y transgresiones de los israelitas, cualesquiera que hayan sido sus pecados. Así el macho cabrío cargará con ellos, y será enviado al desierto por medio de un hombre designado para esto. El hombre soltará en el desierto al macho cabrío, y este llevará a tierra árida todas las iniquidades” [Vayikrá/Levítico 16:20-22]

En la parashá de esta semana se relata una de las conmemoraciones más importantes que tenemos como pueblo de Israel, Yom HaKippurim. Y en medio de las indicaciones aparece el macho cabrío, el macho de las cabras, Capra hircus (Lockward, 1999). El sumo sacerdote debía tomar de la comunidad de los israelitas dos machos cabríos, sacrificar a uno y el otro enviarlo al desierto.

Según Rashí, al decir que este macho cabrío tiene que ser presentado vivo delante del Altísimo, implica que luego fue enviado para morir. La idea es llevarlo a un precipicio y luego arrojarlo hacia abajo para que se despedazara. Se supone que este mismo cabrío llevaba el pecado lejos para que fuera apartado de los hijos de Israel (Blad P. 29). Como dice en [Salmos 103:12] Como está lejos el oriente del occidente hizo alejar de nosotros nuestras transgresiones. Entonces, ¿por qué necesariamente tiene que morir el macho cabrío enviado al desierto?

En el texto citado al inicio de esta reflexión no se menciona que el macho cabrío debía ser despeñado, solo dice que debía ser enviado al desierto. En este punto podríamos considerar que por la concepción que se maneja de desierto como un sitio inhóspito en el que no prospera la vida, pues el animalito de una u otra forma era enviado a la muerte. Sin embargo, de acuerdo al diccionario Strong, la palabra hebrea que ha sido traducida como desierto, Midbar (Strong H4057 – מדבר), no significa desierto en el sentido literal de la palabra castellana, sino más bien algo como una estepa, una llanura extensa sin árboles y con vegetación adaptada a la sequedad, un lugar donde había pasto para los animales (Blad P. 34).

Y aún si consideráramos la palabra desierto, estrictamente ceñida a la definición de un desierto como bioma, la mayoría de los desiertos reciben alguna lluvia durante el año y tienen cuando menos un manto tenue de vegetación (Odum, 1972). Si recordamos, de los tres tipos de ganado (vacuno, ovino y caprino) entre los cuales el ETERNO elegía los diferentes tipos de animales para los sacrificios, en el caso del animal que debía ser enviado al desierto era un macho cabrío. Las cabras son el ganado más resistente y menos exigente en cuanto a las condiciones de su entorno, son capaces de desarrollarse en lugares donde los otros dos tipos de ganado ni siquiera prosperarían (Mileski, 2004). Prueba de esto son los reportes, en diferentes desiertos del mundo de Capra hircus (National Geographic, Galvéz et al. 2006).

Si consideramos que Yom HaKippurim, de acuerdo a la explicación de ésta que se hace en el libro de hebreos, es una de las sombras proféticas de lo que vino a hacer nuestro amado Yeshúa, ¿podríamos considera que aquella cabra enviada al desierto, que se creía muerta, se mantenía viva? Por un lado, recordemos que Yeshúa, de quien se dice llevó sobre sí nuestras iniquidades, fue llevado al desierto al iniciar su ministerio, y venció a la tentación [Mateo 4:1-11]. Curiosamente la palabra usada en la versión del Brit Hadashá para desierto, Eremos (Strong G2048 – ἔρημος), tiene la misma raíz, que la que es utilizada en el relato de levítico que estamos estudiando.

Por otro lado, como sucede con la figura de la parashá Metzorá [Levítico 14], de las dos avecillas para el sacrificio de purificación, se ha entendido que las dos avecillas representan al Mesías, en su muerte y su resurrección. El ave que muere anuncia la muerte del Mesías y la que es liberada anuncia su resurrección (Blad P. 28). De la misma manera, pienso que el macho cabrío que es ofrecido, anuncia la expiación que hizo Yeshúa de nuestros pecados, y el macho cabrío que es enviado al desierto y que carga con las iniquidades y transgresiones del pueblo, anuncia que Yeshúa, como dice en Isaías 53 fue traspasado por nuestras rebeliones, molido por nuestras iniquidades, sobre él recayó el castigo precio de nuestra paz. Pero él venció a la muerte, y hoy está vivo, porque de otra manera como dice Shaul, vana sería nuestra confianza [1 Corintios 15:14].

REFERENCIAS

  1. BLAD S. Parashá 28 Metzorá  (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.htm
  2. BLAD S. Parashá 29 Ajarei Mot  (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.htm
  3. BLAD S. Parashá 34 Bemidbar  (On line), Consultado 2 de Abril de 2014 en http://kehilatyovel.org/Mesianismo/parashot/parashot-archivos.html
  4. GÁLVEZ M, BARRIONUEVO R, CHARCAPE-RAVELO M. 2006. El Desierto de Sechura: Flora, Fauna y relaciones ecológicas. Universalia 11(2):33-43.
  5. LOCKWARD A, Editor.  1999. Nuevo Diccionario de la Biblia. 1° Ed. UNILIT, Miami, USA.
  6. MILESKI A. 2004. “Capra hircus” (On-line), Animal Diversity Web. Consultado 2 de Abril de 2014 en http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/Capra_hircus/
  7. National Geographic. Fauna del desiertos (On-line). Consultado 2 de Abril de 2014 en http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/fotos/desert-wildlife/imagen/cabra-del-desierto
  8. ODUM E. 1972. Ecología. 3° Edición. Nueva Editorial Interamericana, S. A. de C. V. México, México.

***


IMG_5236

Soy Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia y creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna. En la actualidad estoy cursando una maestría en Medio Ambiente y Desarrollo también en la Universidad Nacional. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales.

VAYIKRÁ (ויקרא) QUE NO SE FERMENTE TU OFRENDA

Por Rocío Delvalle Quevedo

“Ninguna ofrenda de cereal que ustedes presenten al Señor se hará de masa fermentada, porque es una ofrenda al Señor presentada por fuego no se deben quemar ni miel ni levadura. Llevarán al Señor levadura y miel como ofrenda de primicias pero no la pondrán en el altar como aroma grato” [Vayikra/Levítico 2:11-12]

En ésta ocasión comenzaré por mencionar, que según algunos autores la miel a la que se refiere éste texto, no es exactamente la miel de abejas que conocemos hoy en día, sino una miel preparada a partir de los dátiles que se conseguían en la región (1, 2). Cuando los dátiles están frescos su contenido de azúcares puede ser casi el 50% de su peso. Y en ésta condición, con temperaturas superiores a los 20° C, se puede producir el proceso de fermentación (3).

La fermentación técnicamente es el término para nombrar la degradación de la glucosa (azúcar) en ausencia de oxígeno y como resultado obtener energía. Usualmente cuando el oxígeno está presente se lleva a cabo otro proceso un poco más largo en el que también se obtiene energía, pero los productos finales son la energía, CO2 y agua. El proceso de fermentación se da en menos pasos, pero los productos finales son energía, CO2 y alcohol. Hay varios tipos de fermentación, pero en éste caso de la fermentación de la miel, aplica la fermentación alcohólica, que es la que se describió previamente, y que en general es llevada a cabo por las levaduras (4).

La instrucción sobre no quemar miel ni levadura, y de no presentar como ofrenda de aroma grato productos fermentados, se da en un contexto de instrucciones para la ofrenda de cereales o minjá. De acuerdo a la escritura bíblica y a la tradición hebrea, ésta ofrenda estaba muy ligada a el holocausto u olá. El holocausto era una representación de la entrega total de la persona al Altísimo, mientras que la minjá era un símbolo de la entrega al Eterno del trabajo del hombre, de la obra de sus manos (1).

Por un lado, sabemos de la tradición hebrea y de las palabras de Yeshúa  que la levadura era un símbolo de orgullo, hipocresía y malicia [Lucas 12:1]. Luego entendemos de ésta instrucción que el trabajo de nuestras manos, no debe ser realizado teniendo en nuestro corazón orgullo, hipocresía ni malicia, son cosas que hacen que nuestra labor, así digamos que es para el Eterno, no se acepta delante de Él (1) [Lucas 22:24-27].

Por otro lado, dice que no debe haber fermentación en ésta ofrenda. Retomando el proceso de la fermentación resalto que ésta se presenta cuando hay azúcares en alta concentración, poco o nada oxígeno y se ve favorecida por las altas temperaturas (4). Ésto me hace pensar que el trabajo es una bendición y más cuando lo que hacemos es un servicio al Eterno, pero que cuando dedicamos nuestras vidas, nuestro tiempo completo y toda nuestra mente al trabajo, y tenemos trabajo en exceso y ni siquiera nos damos un respiro, que nos permita oxigenarnos, podemos estar comenzando a generar un ambiente a nuestro alrededor que propicie una ofrenda de cereales fermentada, la cuál a pesar de que produzca algunos productos similares a la no fermentada, tendrá otros aditamentos que pueden afectar nuestra relación con el Altísimo y también con las personas que hay a nuestro alrededor. En éste sentido, Yeshúanuestro amado Mesías, reconvino a Marta [Lucas 10:38-42], pues ella si bien estaba sirviendo al maestro y su acompañantes, estaba tan abrumada con sus quehaceres que se estaba perdiendo de escoger la única cosa necesaria y crecer espiritualmente escuchando al Mesías. También menciona Yeshúa en la parábola del sembrador, que los afanes de este mundo representados como espinos [Marcos 4:7 y 18-19], pueden llegar a ahogar la semilla, o sea la palabra del Eterno que él ha procurado plantar en nuestros corazones. Debemos ser cuidadosos de que nuestros quehaceres no reduzcan el tiempo que dedicamos al Eterno y a nuestros seres amados.

Por otro lado, pienso que las obras que hacemos para el Señor, deben ser conducidas por el amor, pero también por decisiones conscientes y compromisos firmes y consecuentes. Muchas veces nos dejamos llevar por el calor del momento, por un aumento en la temperatura, y prometemos cosas a la ligera (que no se apresure tu boca a prometer) y nos incluimos en proyectos sin meditarlo y dejarnos llevar por su Ruaj (Espíritu), y luego es probable que a pesar “de nuestras buenas intenciones” y nuestra emoción, terminemos abandonando el compromiso o haciendo mal la labor, y en muy poco tiempo, pero con un resultado que no era el que el Altísimo tenía planeado para nuestras vidas en esa área, tal como dice en [Eclesiatés 5:1-7].

Que el Eterno en su misericordia nos permita servirle y desarrollar nuestras labores de la manera que Él quiere con la mesura en los tiempos y el compromiso adecuado, y con el sentido de humildad necesario, para que al final delante de su presencia suba un aroma agradable.

 

REFERENCIAS

  1. BLAD K. Parashá 24 VaYikrá. Consultada en: http://www.messianictorah.org/es/parasha_es/sp24.htm
  2. MUNDO CRISTIANO. Israel: Tierra de leche y miel, una profecía cumplida. Consultado en: http://www.cbn.com/mundocristiano/Israel/2011/October/Israel-Tierra-de-Leche-y-Miel-una-profecia-cumplida/
  3. ORTS S. Dátiles. Consultado en : http://www.euroresidentes.com/Alimentos/datiles.htm
  4. LEHNINGER. 2004. Principles of Biochemestry. 4 de. Libro digital.

 

***


IMG_5236

Soy Bióloga con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia. Creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna, miembro activo de la Comunidad Mesiánica Yovel y felizmente casada. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales. En ocasiones me doy licencia de poeta, siempre alabando al Altísimo por las maravillas de su creación.

TERUMÁ (תרומה) MADERA PARA EL ENCUENTRO

Por Rocío Delvalle Quevedo

En la parashá (Porción de la escritura) Terumá (Shemot/Exodo 25:1-27:19) encontramos una descripción de los elementos que conformarían el mishkan (Tabernáculo de reunión) durante el tránsito de los hijos de Israel por el desierto. De entre todos éstos elementos casi todos (el arca y sus varas, la mesa y sus varas, los tablones y sus travesaños, así como el altar y sus varas) debían ser hechos de madera de acacia.

Acacia es el nombre común que reciben algunas especies de árboles de la familia taxonómica Fabaceae, y se encuentran dentro de la subfamilia Mimosoideae. Existen unas 1300 especies en el mundo (1) y numerosas variedades de este árbol, que se caracteriza por su frondosidad, su espectacular colorido y las espinas que cubren sus ramas (1). En el texto en hebreo se nombra como madera de שטים/shitim (2) y se cree que la variedad conocida como Acacia Roja o Acacia Seyal fue usada por los egipcios para la elaboración de ataúdes y fue la que usaron los israelitas en la construcción del mishkan (Tabernáculo de reunión)(3).

La acacia se usa de forma habitual en la decoración de jardines y parques (1). Pero es su madera la que se aprecia de forma más especial por su durabilidad, acabado brillante y variedad de formas(3). La madera resulta del tejido ya muerto y endurecido de lo que en principio constituye el sistema de vasos conductores a través de los cuáles el árbol transporta el agua y los minerales absorbidos del suelo por la raíz hacia todas las partes del árbol. Técnicamente se conoce como Xilema que da rigidez mecánica al tallo y transporta la corriente de agua y sustancias disueltas (savia bruta) desde la raíz hasta la hoja(4).

Parece interesante que el elemento (madera) con el cual se elaboraron varios de los implementos del sitio de Reunión entre el Eterno y su pueblo, corresponde a una parte sumamente vital para el árbol, que alimenta su interior con agua y minerales. Cuán importante es que en nuestros tiempos de reunión con el Altísimo su Ruaj HaKodesh (Espíritu Santo) cuyo templo es nuestros cuerpo [1 de Corintios 6:19], inunde nuestros labios con los manantiales de agua que vienen con la alabanza, así como lo hacía Miriam (Maria la hermana de Moisés) la profetiza [Shemot/Éxodo 15:20-21]; que en nuestro corazón rebosen las palabras de su Torá  que nos alimentan cual minerales a las plantas y que seamos repletos con la presencia en nuestras vidas del agua de vida que es Yeshúa nuestro Mashíaj  [Juan 7:37-38].

  1. http://www.bethaderej.com/estudios-semanales/madera-de-acacia/#.UQHoDR00EeM
  2. http://es.wikipedia.org/wiki/Acacia
  3. http://www.wisegeek.org/what-is-acacia-wood.htm
  4. SINNOTT EW & WILSON KS. Capítulo 7: El Tallo. Botánica: Principios y problemas. C.E.C.S.A. 1963.

***


IMG_5236

Soy Bióloga con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia. Creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna, miembro activo de la Comunidad Mesiánica Yovel y felizmente casada. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales. En ocasiones me doy licencia de poeta, siempre alabando al Altísimo por las maravillas de su creación.

YITRO (ורת’) SOBRE ALAS DE ÁGUILA

Por Rocío Delvalle Quevedo

“… Subió Moisés para encontrarse con Dios. Y desde allí lo llamó el Señor y le dijo: Anúnciale esto al pueblo de Jacob, declárale esto al pueblo de Israel: “Ustedes son testigos de lo que hice con Egipto, y de que los he atraído hacia mí como sobre alas de águila”…” [Shemot (Exodo) 19:3-4]

En esta porción el Altísimo utiliza la metáfora “sobre alas de águila” con referencia a la salida del pueblo de Israel de Mitzrayim (Egipto). Algunos autores y comentaristas de la palabra afirman que se utiliza ésta figura porque las águilas para que el aguilucho aprenda a volar y a vencer el miedo a las alturas, lo tienen que empujar fuera del nido, incluso de la peña y los echan al vacío, pero mientras aprenden los reciben sobre sus alas y los llevan sobre ellas hasta que éstos logran desenvolverse en el aire (1, 2). Estuve consultando alguna literatura científica y con algunos compañeros que trabajan específicamente con aves al respecto de dicha explicación, y realmente no encontré ningún texto que documentara dicho comportamiento de enseñanza del vuelo, aunque tampoco encontré ninguna fuente que lo desmintiera. Es decir, no encontré fuente alguna que sustentara que las águilas llevan a sus polluelos sobre sus alas (3, 4).

Varias especies en diferentes partes del mundo responden al nombre común de águila. Es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas de la tierra (5). También es muy conocido, que aún entre éstas diferentes especies, las águilas tienen en común su gran envergadura alar que va de 1 a 3 m. Ésta característica del águila, con respecto a la metáfora utilizada en éste pasaje, me hace recordar, que así como las “alas sobre la que nos sacó de Mitzrayim (Egipto) el Eterno son enormes”, así es amplia su misericordia y su amor. Volvió su mirada hacia un pueblo esclavizado, de los más insignificantes [Devarim/Deuteronomio 7:7], y lo amó y lo eligió. Y lo sacó completo, sobre sus alas podían salir todos en familia, a pesar, de los varios intentos del faraón por separarlos, finalmente salieron tanto los padres, las madres y los hijos.

Es más, fue tanta la amplitud del Señor, que con el pueblo de Israel salieron personas de muchos otros pueblos [Shemot/Exodo 12:38]. Aún hoy a través de la obra de nuestro Mashiaj Yeshúa nosotros que éramos extranjeros, hemos venido a ser parte del pueblo de Israel y recibidos en la gran familia de Dios. Y podemos confiar en que los miembros de nuestra familia que no le conocen todavía, llegarán también a sus pies, porque cuando creímos en Yeshúa, se nos prometió que seríamos salvos nosotros y nuestra familia [Hechos 16:31].

Otra característica de las águilas, es que capturan presas de muy variados tamaños, algunas de las cuáles llegan a ser muy pesadas, y de todas formas se remontan al vuelo con esa pesada carga y logran llevarla (3,6). Durante la salida de Egipto, el Altísimo liberó a su pueblo de las pesadas cargas que tenía que soportar en Egipto y alivió el yugo que el faraón había puesto sobre ellos. De la misma manera Yeshúa tomó sobre sí el yugo y la consecuencia del pecado que pesaba sobre nosotros al morir en el madero. Y en varios pasajes nos invita a dejar la angustia a un lado y presentar nuestros afanes delante de él, y más bien recibir su yugo y aprender de él que es apacible y humilde y de esa manera encontrar descanso para nuestras almas [Mateo 6:25-34, 11:28-30].

Abriguémonos al amparo de nuestro amado Dios, permitamos que la sangre de Yeshúa nos limpie, y que nos introduzca en su pueblo, el pueblo de Israel, presentemos delante de él nuestros dolores y aflicciones. Caminemos de su mano, porque él es el mejor compañero de viaje.

REFERENCIAS

  1. BLAD, S. Comentarios a la torah. Parashá Yitró.
  2. Volar como Aguilas o como Pavos y Gallinas: http://jacobo2008icor.blogspot.com/2011/01/volar-como-aguilas-o-como-pavos-y.html
  3. LÓPEZ A. Sobre la existencia de una pareja de águila imperial en la provincia de Segovia. Argutorio nº13/33. 2º Semestre 2004.
  4. ALONSO JC, GONZALEZ LM, HEREDIA B & GONZALEZ JL. Parental care and the transition to Independence of Spanish Imprial Eagles Aquila heliaca in Doñana National Park. Southwest Spain. IBIS 129:212:224. 1987.
  5. http://es.wikipedia.org/wiki/Aquila_chrysaetos
  6. GONZALEZ LM. Aguila imperial ibérica – Aquila adalberti. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A. Morales, M. B. (Eds). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid: http://www.vertebradosibericos.org/

***


IMG_5236

Soy Bióloga con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia. Creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna, miembro activo de la Comunidad Mesiánica Yovel y felizmente casada. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales. En ocasiones me doy licencia de poeta, siempre alabando al Altísimo por las maravillas de su creación.

RELACIONES ESTELARES

Por Rocío Delvalle Quevedo

(Marzo 20, 2010)

 

Voy paseando por el espacio del infinito universo

y diviso un planeta lejano, de tono verdes y azules

asomo mis ojos por la ventana del cielo

y me encuentro con un pueblo al que el afán sacude.

 

Corren de un lado al otro rodeados de mucha gente

pero parecen estar tan solos y sin a quién acudir,

lo importante ahora ha dado paso a lo urgente

es posible que ya nadie se atreva al otro sentir.

 

Me acerco más y noto, que solo máquinas acompañan

a quienes caminan y no paran, yendo de aquí para allá

muestran que se aman solo a sí mismos, con ellas hablan

tal vez con los demás, por fuera aparentan no necesitar más.

 

Sin embargo he podido por una extraña razón

abrir más mi ojos, permitiéndome ver no solo

sus cuerpos y rostros, también su corazón

y no es nada agradable lo que de ellos recojo.

 

En ellos abundan la arrogancia, el orgullo y la vanidad

la hipocresía, la envidia , el odio y la traición

la insensibilidad, la crueldad y la maldad

tanto me atemoriza, no se si haya solución.

 

Los pequeños retoños no quieren mostrar

ningún respeto por los grandes que les hablan.

Y a aquellas que en el altar juraron cuidar y amar

los esposos en el “hogar” solo insultan y maltratan .

 

Éstas entonces no se quieren someter,

se rebelan, hogar e hijos abandonan

por librarse del tirano que ni puede sostener

a esa familia, que ya los jóvenes no añoran.

 

El dinero tiende a ser en esta sociedad,

la única razón para nacer, reproducirse y vivir;

pero muchos no lo tiene por la poca caridad

porque otros pocos lo acumulan y no quieren compartir.

 

Cada vez más triste y agobiada me siento

cuando veo que incluso a los libros sagrados

la gente se acerca buscando solo conocimiento

y por las disputas ven al otro sin agrado.

 

A punto de partir y muy decepcionada

allá a lo lejos una luz comienza a brillar

me acerco, me acerco con cautela y asustada

y de mi rostro empieza una sonrisa a brotar.

 

Cual será mi sorpresa al mirar con atención

que en medio de la bruma, aunque dispersos

alumbran y destacan los que en su corazón

han aceptado al que los hace seres nuevos.

 

A Yeshúa el Mesías quien en el madero

en su muerte los pecados ha clavado,

entre toda autoridad y potestad el primero,

con su sangre el corazón ha limpiado.

 

En sus familias se observa orden y armonía,

el hombre al Rey de reyes sujeto, a su mujer ama

ella a su vez como ayuda idónea, a sus hijos guía

mientras ellos se comportan y juiciosos no reclaman.

 

Donde ellos se encuentran no hay problemas de dinero

porque el rico comparte con alegría en el corazón,

pues la confianza de su vida ha puesto en el Eterno

y el afán del mañana ya no es causa de aflicción.

 

Para ellos el trabajar no es carga ni rutina

y sus jefes no se enfadan ni se sienten ofendidos

porque el gozo del Señor les impulsa en la oficina

a realizar con excelencia los más pequeños oficios.

 

Pero esperen un momento, algo empieza a suceder

la hospitalidad, humildad, gentileza y paciencia

de estos que tienen diferente proceder

se ha acompañado de un corazón amoroso que anhela

 

que todo el mundo pueda conocer la verdad.

Y contagiando a los demás con sus vidas y palabras

he notado que en el mundo con toda sinceridad

aún los de más duro corazón han devuelto sus miradas,

 

han empezado a aceptar la nueva forma de vivir,

de su corazón han sacado tantos malos deseos,

las palabras de su boca sus vidas pueden construir,

se acabaron las disputas y disensiones entre ellos.

 

Un enorme gozo ha inundado mi corazón

y no puedo más que al Dueño de todo alabar,

por la obra que el amor en esas vidas obró

y los corazones que fue posible transformar.

 

Ya debo partir pues mi tiempo se ha acabado,

pero en mi mente ha nacido el anhelo y la necesidad

que también en mi planeta todos juntos caminar podamos

con el Mesías en relaciones de vida y de verdad.

 

***


IMG_5236

Soy Bióloga con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia. Creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna, miembro activo de la Comunidad Mesiánica Yovel y felizmente casada. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales. En ocasiones me doy licencia de poeta, siempre alabando al Altísimo por las maravillas de su creación.