KORAJ (קרח) Y LA VARA RETOÑÓ…

Por Rocío Delvalle Quevedo

“Diles a los israelitas que traigan doce varas… colócalas frente al arca del pacto… la vara que retoñe será la de mi elegido… la vara de Aharón no solo había retoñado, sino que también tenía botones, flores y almendras…” [Bemidbar/Números 17:2, 4-5 y 8b NVI]

Las plantas son organismos vivos de muchas células y con la capacidad de producir su propio alimento (Mitchell, 2007). Pueden reproducirse sexual y asexualmente. La reproducción sexual es la que conocemos tradicionalmente, en la que la planta produce flores que tienen estambres con polen y ovarios con óvulos y que al ser polinizada la flor y depositado el polen en su ovario se desarrolla un fruto con una o varias semillas en su interior.  Luego esta semilla se siembra y da origen a otras plantitas. En este tipo de reproducción es claro cuál es el progenitor y cuál es la nueva plántula. Sin embargo, las plantas también se pueden reproducir sin necesidad de flores, por medio de la reproducción asexual. Esto se da por una propiedad característica de la mayoría de las plantas, que consiste en que una pequeña parte del cuerpo (particularmente si incluye una yema), cuando se separa y se coloca bajo condiciones favorables, reemplazará las partes faltantes y se convertirá en un nuevo individuo. Osea se puede tomar una ramita o una estaca de una planta, ponerla en tierra, regarla y probablemente echará raíces, sacará retoños y se desarrollará como planta. Este tipo de reproducción asegura un alto grado de uniformidad entre la progenie, ya que cada uno de los individuos de hecho es una parte del individuo original (Renison & Cingolani, 1998; Sinnott & Wilson, 1963).

De acuerdo a lo anterior, realmente que una estaca o una vara retoñen, no es un fenómeno extraño, sino más bien algo que ocurre naturalmente. Bueno, puede ser un poco curioso que la vara retoñe sin estar enterrada, en condiciones “favorables”, y que a pesar de que las doce varas del texto de Bemidbar (Números) 17 se encontraban bajo las mismas condiciones frente al arca, solo una retoñó. Pero mi intención en estas líneas, realmente no es buscar la evidencia científica que sustente la probabilidad biológica de que la vara de Aarón retoñara, más bien quisiera resaltar algunos rasgos de la reproducción vegetativa que se conectan de una forma maravillosa con el contexto del relato.

Pongámonos un poco en contexto. Estamos ante una situación de sublevación de un pequeño grupo de personas en el pueblo de Israel, liderados por un miembro de la tribu de Leví, en contra del “mandato y gobierno” de Moshé (Moisés) y Aarón sobre el pueblo. El ETERNO trae juicio sobre los revolucionarios, y para dar fin a las murmuraciones utiliza como herramienta pedagógica doce varas y establece que aquella que retoñe (“reproducción vegetativa”), será la que represente a aquel a quien Él eligió para desempeñar una función específica dentro del pueblo, el sacerdocio. Si volvemos a la descripción de la reproducción vegetativa o asexual, nos podemos dar cuenta que todas las plantas en un cultivo (o una vid) que hayan nacido mediante este medio de propagación son clones, no hay diferencia entre ellas, tienen exactamente la misma información genética. Sin embargo, cada una es un individuo valioso dentro del bosque, de la vid o el cultivo, con la potencialidad de llevar fruto o de aportar una nueva estaca para una nueva “siembra”. Es decir, el ETERNO estaba dejando claro que Él en su soberanía había establecido a Aarón y su familia para el sacerdocio. Sin embargo, como el mismo Moshé lo expresó en la porción de la escritura que estamos estudiando [Bemidbar/Números 16:8-10], los levitas en general también habían sido elegidos por el ETERNO para que desempeñaran un servicio en la tienda de reunión, y así cada tribu tenía sus potencialidades, labores y responsabilidades establecidas por el ETERNO.

El ETERNO es un Rey de orden. Y aunque ante Él como dice Shaul (Pablo), no hay ni griego ni judío, ni hombre ni mujer en Yeshúa (Jesús), todos somos valiosos ante sus ojos y nos ama abundantemente [Gálatas 3:28]; Él nos ha dado a cada uno un rol, un lugar, un propósito en este mundo. Y cada uno de nosotros debe recibir con agradecimiento ese don dado por Él y desempeñarlo con amor, sin envidias hacia los demás, ni rencores. Las autoridades que usualmente están sobre nosotros, tales como nuestros padres, pastores, e incluso jefes y entes gubernamentales, son puestos en esos lugares por el ALTÍSIMO [Romanos 13:1-5] y como le aconseja Shaul a Timoteo, nosotros lo que debemos es, más que quejarnos y rebelarnos contra ellos, cubrirlos en oración [1° Timoteo 2:2]. Así, en oración y fe buscar y encontrar qué parte del cuerpo del Mashiaj (Mesías) somos nosotros [1° de Corintios 12:12-31], para trabajar mancomunadamente con las otras partes y que el cuerpo de Mashiaj funcione de tal manera que seamos sal, luz y testimonio a las naciones de que el amor y el reino del ALTÍSIMO se han acercado.

 

REFERENCIAS

  1. MITCHELL S (Editor de Producción). 2007. Colección llave de la ciencia: Diccionario de Biología. Grupo Editorial Norma, Bogotá, Colombia.
  2. SINNOTT EW & WILSON KS. 1963. Botánica: Principios y Problemas. Compañía Editorial Continental, S. A., México.
  3. RENISON D & CINGOLANI AM. 1998. Experiencias en germinación y reproducción vegetativa aplicados a la reforestación con Polylepis australis (Rosaceae) en las Sierras Grandes de Córdoba, Argentina. AGRISCIENTIA, VOL. XV: 47-53.

***


IMG_5236

Soy Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia y creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna. En la actualidad estoy cursando una maestría en Medio Ambiente y Desarrollo también en la Universidad Nacional. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales.

Anuncios

Quiz Parashat Kóraj

Por Christian D. Hernández (Móshe)

Parashat Kóraj, Prueba tus conocimientos sobre la parashá en el siguiente quiz:

Inicia Aquí

***


WhatsApp Image 2018-05-28 at 13.44.01.jpeg

Psicólogo de la Konrad Lorenz Fundación Universitaria. Gabbai de la Comunidad Mesiánica Yovel y miembro del ministerio de danzas. Amante del hebreo.

¡Usted no sabe quién soy yo!

Por Familia Delgadillo Zapata

“Tú eres fiel con quien es fiel, e irreprochable con quien es irreprochable; sincero eres con quien es sincero, pero sagaz con el que es tramposo” [Salmo 18:25-26]

Si bien Moshé ya había tenido que enfrentar situaciones tensas como la del becerro de oro, la del mal reporte de los exploradores, la rebelión del pueblo por falta de carne, etc, en esta parashá, el carácter de Moshé es llevado al límite porque tiene que enfrentar ya no una queja de la comunidad sino un motín liderado por hombres muy cercanos a Él.

“Coré, que era hijo de Izar, nieto de Coat y bisnieto de Leví, y los rubenitas Datán y Abirán, hijos de Eliab, y On hijo de Pélet, se atrevieron a sublevarse contra Moisés, con el apoyo de doscientos cincuenta israelitas. Todos ellos eran personas de renombre y líderes que la comunidad misma había escogido” [Números 16:1-2]

En hebreo estos versículos empiezan así “וַיִּקַּ֣ח קֹ֔רַח בֶּן־יִצְהָ֥ר”, la primera palabra de esta parashá es Laqaj (Strong 3947) por lo que literalmente dice “y se apartó Koraj hijo de Izar…”, y es la primera lección que podríamos tener porque la raíz de toda historia triste en nuestras vidas siempre surge cuando decidimos apartarnos del Espíritu del Señor para tomar una posición en contra de su voluntad. El primer signo de alarma que se puede detectar antes de tener un problema serio es cuando surgen ideas de no querer participar, de no querer asistir, de no querer hacer parte, de desistir, de renunciar a temas sagrados, y esto aplica a matrimonios, paternidad, maternidad, comunidad, shabat, etc. Piensa un poco en retrospectiva y concluye si los problemas que has tenido se han engendrado en una decisión no consultada al Señor, o peor aún, tomada en contra de algo que Él ya te había sugerido no hacer.

En esta parashá, Koraj no solo decidió sublevarse en contra de Moshé (su primo hermano) sino que además instó a conformar una alianza para que otros lo hicieran persiguiendo un fin no santo, Koraj abrió una brecha de maldición que en últimas consumió no solo su vida sino la de muchas otras familias. Pero aquí también encontramos una lección de esperanza, no toda la familia de Koraj murió y los descendientes que sobrevivieron lograron romper la maldición familiar y llegaron a ser autores de varios salmos, de hecho, el profeta Samuel fue descendiente de Kóraj, luego si es posible romper con esas cadenas de iniquidad familiares, El Señor es justo pero también misericordioso.

Ahora bien, si Koraj quería ser el Sumo sacerdote ¿por qué no se dirigió a Aharon directamente? Los comentaristas plantean varias hipótesis, una de las cuales es que Koraj decidió enfrentar a Moshé porque no era hábil hablando y le quedaba difícil defenderse en esta situación política, pero Él Señor es fiel con quien es fiel, e irreprochable con quien es irreprochable. El enemigo siempre explorará tus debilidades para atacarte y no solo eso, también es cobarde y buscará hacerte daño de cualquier manera, por eso todos los días proclama al Señor: “Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío»”

¡Shavua Tov!

***


YOV-032 Article_Images(jp)1.1

Anthony Delgadillo y Paola Zapata, somos esposos e ingenieros electrónicos de profesión. Llegamos a la congregación en Mayo de 2014 y nos sentimos muy agradecidos con nuestro Abba por habernos traído a ser parte de esta hermosa y bendecida comunidad.

¿A quién obedecemos?

Por Sergio Andres Diaz Llanos

En estas últimas Parashot vemos diversos personajes en la historia de Israel: Koraj, Pinjas, Zimri y los Hijos de Koraj, observamos que dos de ellos trajeron destrucción al pueblo y otros dos fueron de gran bendición para el pueblo.

Koraj influyó en muchos para sublevarse contra Moshé, quien fue llamado directamente por Dios; seguramente con un deseo de poder y orgullo, Koraj pervirtió los corazones de muchos para su golpe de estado, precisamente contra el hombre más humilde sobre la faz de la Tierra – Moshé -, como resultado vino juicio sobre su vida y  la de sus seguidores, Koraj fue tragado por la misma tierra.

Un juicio fue dictado contra el pueblo de Israel, murieron veinticuatro mil; en medio del sufrimiento, frente a Moshé y todo el pueblo, un hombre llamado Zimri, de la tribu de Simeón, en un acto de arrogancia e indolencia frente a sus hermanos, pervirtió la moral y ética de Israel dictada por Dios y enseñada por el mismo Moshé, entrando a una mujer moabita a su tienda, este acto de desprecio por las ordenes de Dios, hizo que Pinjas hijo de Eleazar y nieto de Aarón  se llenara de celo santo y llevara con sus manos un juicio sobre este hombre y la mujer moabita, en ese momento el juicio sobre Israel cesó, y mereció por parte de Dios un pacto de paz sobre su generación.

Frente a estos dos escenarios quiero compartir algunos pensamientos:
QUIÉN ES EL PEOR ENEMIGO DE ISRAEL

Es claro que ni siquiera las guerras que tuvo Israel en el desierto con otros pueblos logro tanta mortandad y tragedia como el momento de la idolatría del becerro de oro, la sublevación de Koraj y la caída de los hombres de Israel frente a las mujeres moabitas como Zimri.  Esto nos puede llevar a entender que el peor enemigo de Israel es el mismo Israel, y esto es un llamado a nosotros mismos, esto me recuerda un relato sobre un abuelo y su nieto, “el Abuelo le dice  al nieto que todos tenemos una batalla dentro de nosotros, entre un lobo negro y un lobo blanco… el nieto se queda pensando y pregunta – ¿y quién es el más fuerte?- el abuelo responde al que tu alimentes más” , Y seguramente esto fue lo que sucedió con Koraj y Zimri, en su corazón decidieron alimentar al lobo negro, y este fue el que determinó su comportamiento, y los desbocó al sufrimiento y juicio.

Caso contrario de Moshé y Pinjas, quienes su comportamiento lo determinó el Espíritu de Dios, ellos alimentaron su vida de oración, estudio y  temor a Dios, esto les garantizó que su corazón siempre estuviera al servicio de Hashem, por más tentaciones e influencias que tuvieran en su entorno, estaban blindados por el Ruaj (Espíritu) de Dios;  el “Lobo Blanco” que no es más que nuestra inclinación al bien, fue el que Hombres como Moshé y Pinjas decidieron alimentar, con tiempos de intimidad con Dios, estudio, bondad y humildad.

Y en muchos momentos de nuestra vida llegan situaciones que pueden sacar de nosotros un Moshé o pinjas, o desviarnos a ser un Koraj o Zimri, y esta decisión “no esta ni siquiera en manos de Dios”, somos nosotros los que decidimos cual lobo alimentar.

La invitación para terminar, es que nos examinemos, que en momentos de decisión en nuestra vida apelemos a Dios y no a nuestros instintos, que como Pinjas nos dejemos llevar por el Ruaj y actuemos con determinación y celo en cada área de nuestra vida, que no nos dejemos llenar de pensamientos vanos y perversos que lo único que logran son desviarnos de la perfecta voluntad de nuestro Padre. Recordemos que los “lobos” no se alimentan solos, que es nuestra cotidianidad la que los alimenta, y precisamente en el día a día debemos buscar siempre espacio de reflexión oración, y estudio, de lo contrario estaremos alimentando al lobo equivocado.

Antes de terminar, resalto que uno de los personajes que me sorprenden muchísimo en esta parashá, son los Hijos de Koraj, en estos hombres vemos que hubo un momento donde quisieron seguir a su padre en la sublevación, pero decidieron alimentar el arrepentimiento y humillación ante el Señor en sus corazones, y he aquí un gran ejemplo de Tikún, de rectificación en su familia, y es el camino que día a día Dios nos invita a tomar.  Termino con un verso de los hijos de Koraj.

Salmo de los hijos de Koraj.

Andad alrededor de Sión y rodeadla; contad sus torres. Considerad atentamente su antemuro,
mirad sus palacios, para que lo contéis a la generación venidera, porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; él nos guiará aun más allá de la muerte. [Salmo 48:12-14]

 

Bendiciones, Shavua Tov!

 

***


10422275_10153245662757836_7200980822968304778_n

Soy Comunitario activo Yovel, sirvo en los ministerios de danzas, jóvenes y niños.  Soy tecnólogo Industrial, culminando Ingeniería Industrial.  Me gusta escribir y relacionar los temas bíblicos con vivencias personales y nuestros entornos actuales, basándome en la gran mayoría con nuestra piedra angular Yeshua HaMashiaj.  Estoy a su servicio  y atento a sus valiosos comentarios para crecimiento y formación.