DE LA CREACIÓN Y LA ENTROPÍA

Por Daniel Ruyardi Restrepo

Siempre hemos escuchado hablar por parte de la Biblia decir que Di-s es un Di-s de orden, que tuvo un orden al crear el Universo, que tiene un orden en sus mandamientos, que tiene un orden en su servicio en el templo, etc. Sin embargo, muy pocos sabemos definir qué es el orden y qué es el desorden, tanto así que, lo que para unas personas se define como orden, para otras eso mismo es desorden. Pero, acaso ¿por qué Dios no creó simplemente las cosas en orden y ya? ¿en vez de tener que poner orden en su creación? ¿acaso el desorden es necesario?

En el universo existe una propiedad de la física que se llama entropía. Esta propiedad algunos lo definen como la cantidad de desorden en el universo: “Mientras haya un orden, también tiene que haber en el mismo sistema desorden”. Otros lo definen como la cantidad de microestados que puede haber en un sistema macroscópico. Aunque esto puede sonar muy confuso, utilicemos un ejemplo para aclararlo. Imaginémonos un tarro con bolitas iguales de dos colores diferentes, y que las revolvemos ¿cuál es la probabilidad de que las bolitas de un color queden arriba y otras abajo? Es muy baja si comparamos las posibilidades de que las bolitas queden en diferentes posiciones. También podemos mirarlo desde una manera más práctica, imaginemos que estamos en un cuarto cerrado donde hay aire y que todos los átomos de oxígeno se decidieran ordenar de tal manera que se acumulan en un lado del cuarto. Si esto sucede, simplemente moriríamos, porque no habría nada de oxígeno en el aire que respiramos en nuestro lado del cuarto.  Esto sólo señala que el desorden no es más que una de las muchas formas de orden que puede existir.

Junto con la entropía vienen otros conceptos como el gasto energético, es decir, cuánta energía tuvo que gastar el sistema para poder estar de esa manera (en orden). Un análisis de este tipo nos muestra que, el orden es un gasto energético muy alto por lo que nosotros no deberíamos existir, si no es porque el Altísimo así lo quiso. Dice la biblia que el Espíritu de Elohim rondaba por una tierra desordenada y vacía [Gn. 1:2]. Si por un momento pensamos que la tierra somos cada uno de nosotros, entendemos que Di-s nos usa para exaltar su gran nombre en la tierra y que todo el mundo lo reconozca. Tenemos ese deber de compartir la luz del Mesías en medio de las tinieblas y comenzar a impartir orden en la tierra, somos parte de un gran plan donde esa luz que es el Mesías dará vida a toda la humanidad.

Di-s pudo haber hecho todo en orden pero, ¿cómo exaltaría la tierra su grandeza si todo ya fuese perfecto? El hecho de que vivamos ya es un milagro. Así como la creación de la tierra es un proceso de ordenamiento que comenzó con la luz y terminó dando vida eterna, así Di-s quiere comenzar en nuestras vidas, perfeccionándonos día a día hasta que dentro de nosotros emane la vida eterna que Yeshúa nos dio. Entonces, sí es necesario que haya desorden, ya que con él Dios se magnífica en nuestras vidas, en la tierra y en el universo, así nos lleva en un proceso de perfeccionamiento.

Referencias

[1] P.W. Atkins, J. De Paula, PHYSICAL CHEMISTRY, 8th Edition, O.U.P., 2006.

[2] Cruz, D., Chamizo, J. A. y Garritz, A., Estructura atómica. Un enfoque químico, Pearson Educación, México, 2002.

***

Ruyardi es miembro de la comunidad Yovel, siervo en la Alabanza y estudiante de Química de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s