RELACIONES ESTELARES

Por Rocío Delvalle Quevedo

(Marzo 20, 2010)

 

Voy paseando por el espacio del infinito universo

y diviso un planeta lejano, de tono verdes y azules

asomo mis ojos por la ventana del cielo

y me encuentro con un pueblo al que el afán sacude.

 

Corren de un lado al otro rodeados de mucha gente

pero parecen estar tan solos y sin a quién acudir,

lo importante ahora ha dado paso a lo urgente

es posible que ya nadie se atreva al otro sentir.

 

Me acerco más y noto, que solo máquinas acompañan

a quienes caminan y no paran, yendo de aquí para allá

muestran que se aman solo a sí mismos, con ellas hablan

tal vez con los demás, por fuera aparentan no necesitar más.

 

Sin embargo he podido por una extraña razón

abrir más mi ojos, permitiéndome ver no solo

sus cuerpos y rostros, también su corazón

y no es nada agradable lo que de ellos recojo.

 

En ellos abundan la arrogancia, el orgullo y la vanidad

la hipocresía, la envidia , el odio y la traición

la insensibilidad, la crueldad y la maldad

tanto me atemoriza, no se si haya solución.

 

Los pequeños retoños no quieren mostrar

ningún respeto por los grandes que les hablan.

Y a aquellas que en el altar juraron cuidar y amar

los esposos en el “hogar” solo insultan y maltratan .

 

Éstas entonces no se quieren someter,

se rebelan, hogar e hijos abandonan

por librarse del tirano que ni puede sostener

a esa familia, que ya los jóvenes no añoran.

 

El dinero tiende a ser en esta sociedad,

la única razón para nacer, reproducirse y vivir;

pero muchos no lo tiene por la poca caridad

porque otros pocos lo acumulan y no quieren compartir.

 

Cada vez más triste y agobiada me siento

cuando veo que incluso a los libros sagrados

la gente se acerca buscando solo conocimiento

y por las disputas ven al otro sin agrado.

 

A punto de partir y muy decepcionada

allá a lo lejos una luz comienza a brillar

me acerco, me acerco con cautela y asustada

y de mi rostro empieza una sonrisa a brotar.

 

Cual será mi sorpresa al mirar con atención

que en medio de la bruma, aunque dispersos

alumbran y destacan los que en su corazón

han aceptado al que los hace seres nuevos.

 

A Yeshúa el Mesías quien en el madero

en su muerte los pecados ha clavado,

entre toda autoridad y potestad el primero,

con su sangre el corazón ha limpiado.

 

En sus familias se observa orden y armonía,

el hombre al Rey de reyes sujeto, a su mujer ama

ella a su vez como ayuda idónea, a sus hijos guía

mientras ellos se comportan y juiciosos no reclaman.

 

Donde ellos se encuentran no hay problemas de dinero

porque el rico comparte con alegría en el corazón,

pues la confianza de su vida ha puesto en el Eterno

y el afán del mañana ya no es causa de aflicción.

 

Para ellos el trabajar no es carga ni rutina

y sus jefes no se enfadan ni se sienten ofendidos

porque el gozo del Señor les impulsa en la oficina

a realizar con excelencia los más pequeños oficios.

 

Pero esperen un momento, algo empieza a suceder

la hospitalidad, humildad, gentileza y paciencia

de estos que tienen diferente proceder

se ha acompañado de un corazón amoroso que anhela

 

que todo el mundo pueda conocer la verdad.

Y contagiando a los demás con sus vidas y palabras

he notado que en el mundo con toda sinceridad

aún los de más duro corazón han devuelto sus miradas,

 

han empezado a aceptar la nueva forma de vivir,

de su corazón han sacado tantos malos deseos,

las palabras de su boca sus vidas pueden construir,

se acabaron las disputas y disensiones entre ellos.

 

Un enorme gozo ha inundado mi corazón

y no puedo más que al Dueño de todo alabar,

por la obra que el amor en esas vidas obró

y los corazones que fue posible transformar.

 

Ya debo partir pues mi tiempo se ha acabado,

pero en mi mente ha nacido el anhelo y la necesidad

que también en mi planeta todos juntos caminar podamos

con el Mesías en relaciones de vida y de verdad.

 

***


IMG_5236

Soy Bióloga con maestría en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia. Creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna, miembro activo de la Comunidad Mesiánica Yovel y felizmente casada. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales. En ocasiones me doy licencia de poeta, siempre alabando al Altísimo por las maravillas de su creación.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s