Haremos todo lo que el Señor ha dicho

Por Patricia Gil García

Moisés fue y refirió al pueblo todas las palabras y disposiciones del Señor, y ellos respondieron a una voz: «Haremos todo lo que el Señor ha dicho».  Moisés puso entonces por escrito lo que el Señor había dicho.

Luego que el pueblo saliera de Egipto, llegó al Sinaí,  en donde   el Eterno se le presentó y fueron entregadas las 10 palabras [Éxodo 19:20 – 20:17]. Después de este acto tan maravilloso el Eterno dio al pueblo los estatutos y ordenanzas civiles por los cuales se debería regir. Por ejemplo cómo comportarse con el prójimo ahora que estaban fuera de Egipto, leyes con respecto a la servidumbre, muertes y asesinatos, daños que se pudieran causar a los demás, golpes, raptos, daños a la propiedad ajena o a las demás personas, daños que sus animales pudiesen causar a la propiedad de otros, multas e   indemnizaciones, leyes sobres préstamos, seducir u oprimir a otros; además de cómo administrar justicia y normas éticas. Igualmente se refirió al año sabático, las fiestas de peregrinación obligatoria y le recuerda al pueblo que el ángel va delante de ellos y ratifica el pacto con Israel. Parashot Yitro y Mishpatim (porciones de la escritura).

Indica a Moshé (Moisés) que solicite al pueblo una ofrenda voluntaria [Éxodo 25:1-2]: »El Señor habló con Moisés y le dijo: «Ordénales a los israelitas que me traigan una ofrenda. La deben presentar todos los que sientan deseos de traérmela. ». El pueblo se despoja y ofrenda a tal punto que  fue  necesario no recibir más  [Éxodo 36 3: 7].

En la Parashat Terumá que es la que nos ocupa hoy, con el más minucioso detalle, el Eterno describe paso a paso la construcción, elaboración y materiales para cada instrumento y objeto del Mishkán  (santuario móvil) iniciando con el arca o arón  en donde posteriormente reposarían las llamadas tablas de la ley.

Este resumen introductorio con el objetivo de  una vez más ver las cosas en perspectiva y ser conscientes de lo maravilloso y grande que  es el Eterno, un   Di-s de orden y misericordia para con nosotros quien “antes de preparar su morada nos indica paso a paso como debemos comportarnos para que podamos gozar de su presencia”.

Me conmueve profundamente este relato porque (y como constantemente nuestro Pastor Raúl Rubio lo menciona) nuestra amada Kehilah marcha en un estado paralelo y común a la Parashá semanal. Primero nos fue entregada la Torá, de una manera milagrosa e inesperada, por fin después de muchos años teníamos nuestro Arón Ha-Kodesh (es un armario, gabinete o pequeña recámara decorada donde se guardan los rollos con los pergaminos de la Torá).

Pueda que muchos de ustedes no lo sepan pero como fundación que somos estamos en un proceso de organización y documentación de todos los proyectos que tenemos no sólo porque las normas Colombianas lo piden, sino porque es nuestro mayor deseo (y hablo desde la junta directiva, el Pastor y el grupo ministerial) hacer todas las cosas en orden y como para el Eterno.  [1  Corintios 14:40]:  » Pero todo debe hacerse de una manera apropiada y con orden».

 Es por ello que venimos en un proceso en el que tal como la Parashat Terumá nos indica cada cosa está siendo colocada en el sitio que debe ser, cada hilo se está tejiendo, cada cortina se está bordando con tal amor y orden que nos ha llevado más lejos de lo que alguna vez pensamos.

Ahora,  querida comunidad es nuestro deber aprender (que incluye enseñar a nuestros hijos), recordar y esforzarnos por cumplir con nuestras obligaciones como comunitarios al comportarnos adecuadamente en el lugar donde el Eterno se presenta y mora con nosotros; a conocer este código de ética (que adjunto y los invito a leer detenidamente) de la Fundación Mesiánica Yovel, a hacerlo nuestro,  a sentirlo nuestro, a difundirlo y así día a día seremos mejores comunitarios y mejor comunidad y porque no mejores personas, ciudadanos, mejores amigos, consiervos, mejores hijos de Di-s. A llevarlo fuera de las puertas de la Kehilah y dar testimonio cada momento de nuestros actos en lo grande pero también en lo pequeño, en nuestro comportamiento dentro y fuera de casa, en la ciudad y en el campo cuando trabajamos y estamos de vacaciones, cuando estás de buen ánimo pero mucho más cuando no estás de buen humor o cuando las cosas no nos salen como nosotros deseamos.

 

Shavua Tov!!!

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Hejal

***


Perfil Patricia Gil García

Patricia Gil García, junto con mi esposo cabezas del Ministerio “Parejas en Construcción” y con mi familia, miembros de la comunidad Yovel desde su inicio.  Me siento profundamente honrada y agradecida con el Eterno por permitirme compartir con ustedes algunos conceptos que espero sean de bendición para sus vidas.

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s