LAS PLAGAS: LA CLAVE DEL EQUILIBRIO

Por Rocío Delvalle Quevedo

La Parashá (Porción de La Escritura) de esta semana, habla entre otros temas del inicio de los juicios que el ETERNO envió contra las deidades egipcias incluyendo al mismo Faraón. En el habla hispana el término que se ha generalizado para referirse a estos es “las diez plagas”. En el texto hebreo, נגף (Nagaf – Strong H5062– Herir, Golpear), נָכָה (Nakah – Strong H5221– Herir, Golpear) y מַגֵּפָה (Maguefa – Strong H4046– Plaga, Pestilencia), son algunas de las formas en las que el Altísimo se refiere a dichos juicios.

Desde la biología y la ecología, el concepto de plaga está asociado a un fenómeno que se presenta por causa de un disturbio y no por la especie (animal, hongo, etc.) en sí. Se considera que todas las especies cuando se encuentran en su hábitat natural, dentro de un ecosistema ecológicamente sano, cumplen una función y contribuyen al equilibrio ecológico. Pero cuando se presenta un disturbio en el ambiente, se puede ocasionar que algunas especies vean favorecidas sus condiciones de crecimiento poblacional, de manera que éste se de a mayor velocidad que el de las demás, y por tanto ocasionando un perjuicio. Desde este punto de vista, la solución al problema, no consiste en el exterminio de la especie asociada a la situación de “Plaga”, sino la búsqueda de propiciar que las condiciones y recursos en el ecosistema retornen al equilibrio perdido, para que se autorregule el tamaño de la especie y las demás especies vuelvan a cohabitar con esta en armonía.

Desde esta definición, el agua convertida en sangre y las tinieblas, no se considerarían como una plaga, por eso prefiero dejarlas como juicios del ETERNO. Pero en lo que toca a esta parashá, las ranas, los piojos, los tábanos (enjambres o manadas de fieras salvajes) y aún la afectación generalizada del ganado (quizá por causa de algún microorganismo), cazan muy bien con la definición dada. En estos cuatro casos, las especies involucradas cumplían alguna función en el ecosistema, y no generaban mayor inconveniente. Pero cuando por mandato del Altísimo, sus tamaños poblacionales fueron aumentados e hicieron presencia desmesurada en Egipto, se convirtieron en molestia y castigo para el Faraón y sus súbditos.

Cuando comparamos estas cuatro plagas, con los mandamientos correspondientes por su número ordinal, encontramos que estos son la prohibición contra la idolatría, la prohibición de usar el nombre del Altísimo en vano, guardar Shabat y honrar a padre y madre [Shemot/Éxodo 20]. Rab. Shaúl (Pablo), se refiere al primero en su carta a los Romanos (1:25), definiéndolo como adorar a las creaturas en vez de al creador. Un claro ejemplo, de que el pecado consiste en salirse del equilibrio establecido por el Altísimo. Él hizo la creación para que por medio de ella encontráramos al ETERNO y le adoráramos por su creación, pero la humanidad en cambio adoró a las creaturas mismas.

Sobre los otros tres Yeshúa (Jesús) hizo mención en los evangelios. El mandamiento del Shabat consiste en sí mismo en que, de los siete días de la semana se trabajen solo seis. Cuando se excede ese número y se trabajan los siete días de la semana se transgrede el mandamiento. Pero adicionalmente, una corrección que hizo Yeshúa en su tiempo, fue que por una serie de restricciones adicionales que se habían instituido alrededor de la norma, los fariseos, habían hecho que acciones como alimentarse en el campo, sanar y llevar la camilla luego de haber sido sano, fueran acciones ilícitas en Shabat [Mateo 12, Marcos 3, Lucas 6, Juan 5]. Pero Yeshúa mostró como el mandamiento y sobre todo el verdadero espíritu de Shabat, de dar libertad a los cautivos y descanso a los oprimidos, y del gozo de una buena comida de Shabat, eran prioritarios a las adiciones que había vuelto gravoso el mandamiento.

En otra ocasión, tras haber sido cuestionado porque sus discípulos no se lavaban las manos según dictaba la tradición, Yeshúa les contesta con el mandamiento de honrar a padre y madre. Cuestionando como por la tradición invalidaban el mandamiento, pues justificaban el no darles ayuda económica a los padres, por darlo todo en el templo [Mateo 15:1-20]. Es decir, habían alterado el equilibrio normal de las cosas, entre ayudar a los padres y contribuir a la obra del ETERNO, volcando la balanza solo hacia un lado, y con esto causando un perjuicio.

Finalmente, con respecto al usar el nombre del Altísimo en vano, Yeshúa establece que no hay que estar jurando de más, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por Jerusalén, sino que sencillamente nuestro sí sea sí y nuestro no sea no, y deja muy claro, que cualquier cosa de más, de mal procede [Mateo 12:1-8]. Además, critica a los fariseos, porque habían llegado al punto de decir que si el juramento era por el oro del templo si era válido, pero si lo hacía solo por el templo no [Mateo 23:16-17]. Y ahí mismo, es donde reclama que diezman la menta y el eneldo, pero olvidan la justicia, la misericordia y la fe, y da la frase que resume el punto al que quiero llegar en esta entrega: Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello [Mateo 23:23].

Entonces una de las enseñanzas que me dejan las plagas en esta porción de Vaerá (Y aparecí), es que debemos mantener el equilibrio, evitar que las arandelas de la tradición y de la forma, nos desvíen de la vida genuina y limpia que debemos llevar delante del Altísimo y de nuestra relación íntima con él. Ahora no con esto dejando completamente de lado los aspectos de la tradición que nos edifican, sino manteniendo todo en su justa medida. Para que así podamos vivir en armonía con los otros humanos y con las otras especies, evitando las alteraciones y plagas a las que el sistema mundo nos invita.

Shavua tov!

***

 


IMG_5236

Soy Bióloga de la Universidad Nacional de Colombia y creyente en el Mesías Yeshúa desde la cuna. En la actualidad estoy cursando una maestría en Medio Ambiente y Desarrollo también en la Universidad Nacional. El estudio de la Creación del Altísimo ha sido mi pasión, y me deleito en ampliar mi comprensión del texto bíblico desde el conocimiento de las Ciencias Ambientales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s